El Hospital Príncipe de Asturias mejora el área de obstetricia con salas de diseño ergonómico

Sala parto del hospital Príncipe de Asturias
Sala parto del hospital Príncipe de Asturias |Telemadrid

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares, ha reformado el Area Obstétrica basándose en un espacio

único donde se desarrollan todas las etapas del parto hasta el traslado a la hospitalización de Obstetricia, con mayor confortabilidad para la madre y el acompañante.

Según informa el Gobierno regional en un comunicado, la reforma permite que todo el proceso se realice en una sala individual, denominada Unidad de Trabajo y Recuperación de Parto (UTPR) y aporta diversos elementos que aumentan la confortabilidad de la madre.

Desde el punto de vista de dotación clínica, la unidad cuenta con sillón de parto ergonómico (con un mecanismo de masaje lumbar que reduce el dolor renal que provocan las contracciones) lámpara de observación LED, doble conexión de red para monitorización fetal continua del corazón de bebé y de las constantes vitales de la madre, cuna térmica de reanimación neonatal y llamada de urgencia en sala, entre otras dotaciones.

El hospital, dentro de su Programa Integral de Atención al Parto, proporciona un ambiente adecuado, "lo más intimo posible", respetando el proceso natural del parto, lo que permite a la madre adoptar diferentes posturas (de lado, sentada, en cuclillas, de rodillas o con apoyo rodillasmanos). Mediante un espejo instalado en cada sala, la madre puede también contemplar -si así lo desea- el nacimiento de su hijo.

DISEÑO QUE PERMITE PERSONALIZAR EL ENTORNO

El diseño arquitectónico del Area Obstétrica permite personalizar el entorno. Así, el sonido ambiental, la temperatura o la intensidad de la luz son elegidos y regulados a elección de la madre. Se trata de mejoras que incrementan el nivel de confort y, por lo tanto, la satisfacción del paciente.

En el caso del sonido ambiental, se han instalado sistemas de reproducción individual de música mediante memorias USB que la madre puede traer desde su domicilio, pudiendo escuchar su música preferida durante el proceso del parto. También hay aparatos de radio y televisión.

La intensidad de la luz se modula mediante sistemas de iluminación regulables con luz LED (de bajo consumo y menor emisión de calor) y la climatización también es independiente. Cuentan con mobiliario ergonómico, con sillón de descanso para el acompañante y aseo adaptado con ducha sin escalón (para facilitar el movimiento de la embarazada). Los revestimientos y pavimentos se encuentran en tonalidades acogedoras y las paredes están insonorizadas.

Las Unidades de Trabajo y Recuperación de Parto están diseñadas enespacios amplios -23 metros cuadrados- permitiendo así la deambulación de la madre durante el proceso del parto y el uso de pelotas de Pilates, aspectos que favorecen la dilatación y el descenso del bebé.

El hospital ha instalado tres unidades de este tipo, dos de ellas con luz natural. En una primera fase de adecuación se han puesto en marcha, además, dos salas de dilatación, dos paritorios convencionales y una sala para visitas de familiares.