El Hospital La Paz realiza con éxito su trasplante renal pediátrico número 500

Hospital La Paz
Hospital La Paz

El Hospital La Paz ha realizado con éxito su trasplante renal pediátrico número 500 desde que inició este programa en 1985 con un paciente de 11 años, y del total de trasplantes realizados hasta la fecha 342 han sido de donante cadáver y 158 de donante vivo.

Esta intervención tuvo lugar el pasado 11 de octubre, durante la segunda ola de la pandemia en la que los trasplantes pediátricos han continuado realizándose con normalidad en La Paz, donde más del 50% de los pacientes proceden de otras comunidades autónomas.

Así, La Paz llevó a cabo el pasado mes de mayo la primera extracción de órganos para donación tras decretarse el estado de alarma, y en septiembre realizó un trasplante multivisceral y de progenitores hematopoyéticos, que abre "una nueva era en la inducción de tolerancia para el trasplante de órgano sólido", indica la Comunidad de Madrid en una nota de prensa.

La donación y trasplante de órganos, que en los peores momentos de la pandemia se redujo un 85% a nivel nacional en comparación con las semanas previas, convirtió a la Comunidad de Madrid en una de regiones con mayor actividad en ese periodo.

En La Paz, el programa de Trasplante Renal de Donante Vivo se puso en marcha en 1994, primero con la extracción del órgano del donante por cirugía abierta y desde el año 2005 por cirugía laparoscópica. Desde entonces representa el 40% del global, y de estos pacientes un 43,5% se han podido trasplantar sin pasar por diálisis.

El Programa de Trasplante Renal Pediátrico ha ido introduciendo nuevas técnicas acordes con las patologías cada vez más complejas a las que ha tenido que dar respuesta (trasplante hepatorrenal, multivisceral, implante de injerto doble, trasplante ortotópico).

De esta manera, el Hospital La Paz se ha convertido a lo largo de los años en referencia de trasplante para patologías vasculares y urológicas muy complejas.

La Paz fue el primer centro pediátrico que realizó un trasplante renal de un donante en asistolia en 2015 y el primer trasplante renal ABO incompatible a un paciente pediátrico en 2019.