Homenaje a las víctimas del 11-M y el GEO que murió en la explosión del piso de Leganés

Homenaje a las víctimas del 11-M y el GEO que murió en la explosión del piso de Leganés

Ayuntamiento de Leganés y Policía homenajean a los 5 vecinos fallecidos y al GEO que murió en la operación del 3-A El alcalde declara que las víctimas fallecieron por "defender nuestra libertad", algo que "nunca" se debe olvidar

El Ayuntamiento de Leganés y las fuerzas de seguridad del Estado han rendido este domingo un breve y emotivo homenaje a los cinco vecinos fallecidos en los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004, así como al subinspector del Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco Javier Torronteras, que perdió la vida en la operación policial contra los autores de los atentados en un piso de la calle Carmen Martín Gaite del municipio el 3 de abril de aquel año.

El homenaje ha consistido en la colocación de sendas coronas de laurel en el monumento que el Ayuntamiento levantó tras los atentados en el barrio de Leganés Norte, una en la cara sur, en honor a los vecinos fallecidos, y otra en la cara norte, en reconocimiento al GEO Torronteras.

Al acto, al que han asistido un centenar de personas, han acudido los grupos municipales de la Corporación local, así como miembros del Cuerpo Nacional de Policía, de Policía Local, Protección Civil y componentes del Grupo Especial de Operaciones de Policía Nacional al que estaba adscrito Francisco Javier Torronteras.

El acto ha comenzado con dos minutos de silencio, en memoria de las víctimas, y ha continuado con la imposición de la primera corona por parte del alcalde, Jesús Gómez (PP), los portavoces de todos los Grupos políticos municipales y dos representantes de la Policía Municipal de Leganés. Posteriormente, miembros del Cuerpo Nacional de Policía y el comisario de Leganés, Fernando Moré, han realizado la misma operación en recuerdo de Torronteras.

Tras ello, la interpretación del 'Aria' de Bach a cargo de profesores de la escuela municipal de música 'Manuel Rodríguez Sales' ha cerrado un acto breve, que apenas ha durado 15 minutos, y emotivo.

El alcalde, Jesús Gómez, ha señalado que "nunca" se debe olvidar a las víctimas del 11-M ya que, a su entender, murieron por "defender nuestra libertad".

"Jamás debemos olvidar que ése es el precio, por desgracia, que hay que pagar por vivir en libertad, y hay que defenderla día a día, con hechos, palabras y aportando cada uno desde nuestra posición lo que podamos", ha precisado, tras asegurar que "el precio de la libertad es estar expuestos a locos y fanáticos".

En este sentido, Gómez ha precisado que "jamás" hay que "ceder en el precio de la libertad y en la persecución de los responsables de la barbarie".

Al acto han asistido también familiares de alguna de las cinco víctimas leganense que murieron en las explosiones de los trenes. La madre de María Eugenia Ciudad Real ha señalado que este tipo de homenajes contribuyen a que se recuerde a las víctimas. "No debiera de olvidarse", ha precisado.