Herido por la Guardia Civil un hombre que había secuestrado a su mujer

Un hombre de 56 años resultó herido este lunes por un disparo de un agente de la Guardia Civil, como consecuencia de un tiroteo ocurrido en medio de la carretera M-505. El hombre viajaba con su mujer, a la que había secuestrado y mantenía retenida en la furgoneta, segun fuentes de la investigación. Al sentirse acorralado por los agentes, el secuestrador ha disparado hasta en tres ocasiones con una escopeta contra el coche de la benemérita. Las fuerzas de seguridad se han visto obligadas a dispararle, hiriéndole en el brazo. Ahora, el hombre permanece ingresado en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

El suceso tuvo lugar esta mañana. Alrededor de las 10.45 horas, el puesto de la Guardia Civil de la Rozas recibió una llamada en la que un joven de unos 20 años, hijo del herido y de la víctima, alertaba de que su padre había secuestrado a su madre.

Entonces, la Benemérita puso en marcha un dispositivo para localizar al secuestrador, que viajaba en una furgoneta. Así, los agentes consiguieron alcanzar al vehículo a la altura del kilómetro 7 de la M-505, a la altura de Monterrozas, en la localidad de las Rozas.

Ante los vanos intentos de los guardias civiles de que el conductor parara, consiguieron detener el vehículo atravesando la unidad policial en medio de la carretera. Entonces, el supuesto secuestrador se bajó del vehículo disparando con una escopeta de caza. Por ello, y para repeler la agresión, uno de los agentes le disparó en el brazo.

El hombre quedó detenido y fue derivado al hospital Puerta de Hierro de Majadahonda con una herida de bala en el brazo. A falta de evaluar su estado, los médicos no temen por su vida. La Guardia Civil consiguió así rescatar a su mujer, de unos 52 años, cuyo estado aún se desconoce.

La investigación continúa abierta por parte de la Benemérita porque aún no se conoce con exactitud el motivo del secuestro, aunque las primeras hipótesis barajan que se trata de un nuevo caso de violencia de género.