Hallan muerta con un golpe en la cabeza a una joven de 16 años en Tetuán

Los investigadores creen que la chica de 16 años que anoche fue asesinada de varios golpes en la cabeza en la cama de su habitación de una vivienda en el distrito madrileño de Tetuán fue asesinada poco después de que sus padres se marcharan del inmueble en torno a las seis de la tarde.

Fuentes de la investigación apuntan a que el crimen pudo cometerse entre ese hora y una después, sobre las 19:00 horas, cuando el hombre que tiene una habitación alquilada en la vivienda de la familia volvió de la calle y se metió en su habitación, según ha relatado a los agentes que ayer le tomaron declaración.

Según su testimonio, no escuchó nada ni vio nada y no fue hasta que llegó el matrimonio, a las 21:15 horas, cuando descubrieron todos que la menor estaba muerta en la cama y desnuda.

Fue precisamente a esa hora cuando se recibió el aviso en el 112 del suceso en el número 58 de la calle Panizo, cerca de la calle Ofelia Nieto. Los sanitarios de la UVI móvil del Summa no tuvieron posibilidad de reanimar a la chica, a causa del traumatismo craneofacial severo que presentaba por lo que certificaron su muerte.

La Policía investiga al entorno de la joven y tiene claro, al no encontrarse la puerta forzada, que ésta abrió la vivienda a su agresor o agresores que, o bien estaban esperando a que la menor se quedase en casa sola o, por el contrario, ella esperaba a alguien después de

que se fueran sus padres.

"Tendría que ser alguien conocido porque no ha forzado la puerta. Yo vi que no estaba forzada", ha asegurado a EFETV un vecino del mismo portal, en el que hoy se han congregado cámaras de televisión para recabar el testimonio de amigos y vecinos.

De hecho, otra residente de la zona ha explicado que una mujer rubia que vive justo en el portal de al lado fue la que vio a "alguien" salir corriendo del bloque de viviendas de la fallecida.