Hallan un cadáver momificado en un piso de Atocha

La Policía Nacional ha hallado en un piso de Madrid el cadáver momificado de un hombre cuyos allegados habían denunciado su desaparición recientemente y que según la autopsia falleció de forma natural.

Según han confirmado fuentes policiales, el hallazgo tuvo lugar el pasado día 7 en un piso de la calle de San Ildefonso número 20, paralela a la céntrica Atocha, donde los agentes acudieron después de que varios allegados interpusieran el 1 de marzo una denuncia por desaparición, ya que no contestaba a sus llamadas ni abría la puerta.

Los agentes accedieron al piso y encontraron el cadáver del hombre en la cama, momificado, lo que indica que llevaba muerto varios meses.

No tenía signos de violencia y la autopsia confirmó que la muerte se debió a causas naturales, según la misma fuente.

Se trata del segundo cadáver que la Policía encuentra momificado y sin signos de violencia este año, después de que el pasado 2 de febrero se hallase el cuerpo de una mujer en su piso del barrio del Pilar al ir a arreglar una fuga de agua que se había producido en el edificio.

A raíz de la fuga de agua, el conserje avisó a una sobrina de la mujer, que no sabía nada de su tía desde hacía cuatro años, para que accediera con la policía al interior del inmueble, donde encontraron el cadáver.

El pasado mes de octubre un hombre que salió de la cárcel para disfrutar de un permiso encontró en su domicilio de la localidad madrileña de Ciempozuelos el cadáver momificado de su mujer, que aparentemente no presentaba signos de violencia.