Hallado el cadáver de la ex pareja de la mujer desaparecida en Boadilla

9cadaver_20101216V0.wmv

La Guardia Civil ha localizado el cuerpo sin vida de la ex pareja sentimental de la mujer desaparecida en la localidad madrileña de Boadilla del Monte desde la madrugada del pasado domingo. El cuerpo de esta persona apareció ahorcado en una torre de alta tensión de un paraje del municipio de San Lorenzo de El Escorial, ha informado el instituto armado.

La mujer, María García Revuelta, de 26 años, desapareció el pasado domingo en Boadilla del Monte después de participar en una cena de empresa que abandonó con su ex pareja.

Un portavoz de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil ha informado de que el cadáver fue encontrado a mediodía de ayer por unos ciclistas, que llamaron al 112. La llamada se recibió a las 11,46, alertando de que había un varón ahorcado en un lugar encima de la presa de El Escorial, por lo que desde el 112 se derivó el aviso al Summa, la Guardia Civil y la Policía Local, como en cualquier otro caso similar.

Los médicos del Summa confirmaron el fallecimiento pero no identificaron al hombre, ha indicado a Efe un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

La Guardia Civil dio aviso a su vez al juez, que más tarde ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al tanatorio de El Escorial, donde fue identificado por la tarde.

Mientras tanto, continúa la búsqueda de la mujer desaparecida y hoy se va a organizar otra batida por la zona noroeste de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, expertos de la Guardia Civil han analizado las alfombrillas y fundas del coche de la ex pareja de la mujer para determinar si contienen restos.

El coche fue localizado, abandonado, horas después de que la joven desapareciera y presentaba marcas de haber sufrido un accidente.

Otras fuentes precisaron que en el vehículo se encontró sangre tanto de María García Revuelta como de su ex pareja, por lo que éste se había convertido en el principal sospechoso de la desaparición de la joven.

María García Revuelta es vecina de Boadilla del Monte y trabaja en el Mercadona de la calle Infante Don Luis de esta localidad, donde también trabajaba como técnico de mantenimiento su ex pareja, según han confirmado la empresa y el Ayuntamiento de la localidad.

La mujer fue vista por última vez la madrugada del pasado domingo cuando, tras acudir a una cena con sus compañeros de trabajo en un restaurante de la localidad, dijo que se iba a casa y su ex pareja se ofreció a acompañarla.

La mujer vive en un piso de la Plaza de la Cruz de Boadilla junto a su madre y sus dos hijos, uno de 9 años fruto de una relación anterior y el pequeño de 8 meses, hijo de Javier P.