Guillermo Ortega, Jesús Sepúlveda y López Viejo, condenados por la Gürtel

La Audiencia Nacional ha condenado a 38 años y 3 meses de cárcel al exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, a 14 años y 4 meses al ex primer edil de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda -exmarido de Ana Mato- y a otros 31 años y 9 meses al exconsejero madrileño Alberto López Viejo por su participación en la trama Gürtel.

De esta manera se ha visto reducida la condena para los tres respecto a las peticiones de la Fiscalía Anticorrupción, que reclamaba 50 años y 10 meses años para Ortega, otros 15 años y 4 meses para Sepúlveda y 46 años para López Viejo.

Estos son algunos de los políticos condenados por la actividad de la red mafiosa entre los años 1999 y 2005, pero también figuran otros que tuvieron cargos públicos, como el extesorero del PP Luis Bárcenas (33 años y 4 meses), el también extesorero de Alianza Popular Ángel Sanchís (1 año), el exdiputado del PP Jesús Merino (3 años y 7 meses) y el exconcejal de Estepona Ricardo Galeote (7 años y 10 meses).

Otros políticos condenados son el exviceconsejero de Inmigración en la Comunidad de Madrid Carlos Clemente (5 años y 9 meses), el exasesor de López Viejo Pedro Rodríguez Pendás (3 años), el exedil de Pozuelo Roberto Fernández Rodríguez (11 meses) y el exedil de Majadahonda Juan José Moreno (15 años y 2 meses).

La sentencia del juicio de la primera época de la trama Gürtel, considera probado que entre los años 1999 y 2005 el grupo de empresas de Francisco Correa y el PP se tejió en diferentes territorios una "estructura de colaboración estable" que llevó a un "auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública central, autonómica y local".

Este sistema tenía lugar gracias a la "estrecha y continua relación" de lo que la sentencia denomina "Grupo Correa" con "influyentes militantes" del PP que han sido enjuiciados en este juicio --como Alberto López Viejo, Ricardo Galeote, Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda--, los cuales "tenían posibilidades de influir en los procedimientos de toma de decisión en la contratación pública de determinados entes y organismos públicos que dirigían o controlaban directamente a través de terceras personas".

El Grupo Correa desplegó sus actividades, según la sentencia de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, en territorios gobernados por el PP: Estepona (Málaga), los municipios madrileños de Majadahonda (2001 a 2005) y Pozuelo de Alarcón (2003 a 2005), Madrid (2002), Comunidad de Madrid (2004 a 2008) y Comunidad de Castilla y León (2002 y 2003).

En Pozuelo, el tribunal describe las actuaciones ilícitas ejecutadas por el exalcalde Jesús Sepúlveda; en la Comunidad de Madrid detalla los actos llevados a cabo por el ex director general de Inmigración Carlos Clemente; y destaca la operativa ilícita desarrollada por el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega y el exconsejero Alberto López Viejo.

Todos ellos, aprovechándose de sus competencias dentro de la Administración, convenían con Correa para procurarse ilícitamente un mutuo beneficio. Y las comisiones no sólo se abonaban en metálico, sino con viajes, regalos de coches, relojes o eventos familiares, como en el caso de Sepúlveda y su entonces esposa, la exministra Ana Mato.