Dos agentes de la Guardia Civil resultaron heridos en una persecución a unos delincuentes

En seguida la Guardia Civil fue tras ellos. Los delincuentes cogieron la M-50 hacia el sur. En la persecución, a gran velocidad, intentarion varias veces arrollar a los coches de la guardia civil. Aquí en la estación de servicio de la Atalaya un agente, al dar el alto al Audi A6 y los ladrones no parar, tuvo que hacer dos disparos intimidatorios al aire. El todoterreno incluso se metió en sentido contrario para tomar la autovía y huir.

Dos agentes resultaron heridos leves con esguince cervical y contusiones. Según las primeras investigaciones, los delincuentes eran ocho, vestidos con ropa oscura y deportiva. Huyeron hacia Toledo por la A-42. La Guardia Civil continúa la investigación para detenerlos.

Así ha quedado el coche de la Guardia Civil tras la persecución de película que se vivió anoche por las calles del Polígono del Carralero en Majadahonda y la M-50. Telemadrid recogió las primeras imégenes en el lugar del suceso.

Los delincuentes habían robado un vehículo y lograron huir después de intentar arrollar en varias ocasiones a los agentes de la Guardia Civil que les perseguían.

Las escenas que se vivieron fueron de película.

De momento los delincuentes no han podido ser detenidos.