La Guardia Civil investiga todas las hipótesis tras el incendio de la nave de Arganda

Tres dotaciones de bomberos continúan trabajando "en preventivo", removiendo y refrescando los materiales calcinados, en la nave de Arganda del Rey que ardió ayer miércoles y que almacenaba disolventes y otros materiales peligrosos.

Según ha informado Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, el incendio quedó controlado ayer, pero los equipos de emergencias seguirán trabajando hasta que no exista "ningún riesgo de propagación" y se aseguren de que no queda ninguna zona caliente que pudiera originar otro foco debido a un golpe de viento.

Actualmente, las tres dotaciones de bomberos trabajan con maquinaria pesada para remover los bidones y recipientes de la nave, que está situada en un solar de unos 10.000 metros cuadrados de la calle Vereda de las Yeguas, en el polígono industrial El Guijar, que ha ardido en su mayor parte.

Durante el día de ayer, varias calles del polígono permanecieron cortadas, algunas por proximidad a la nave incendiada y otras para que el tránsito de vehículos de empresas cercanas no interfirieran en el paso de los coches de bomberos y de la Guardia Civil, han agregado desde Emergencias 112.

El fuego se produjo a unos 500 metros del poblado de La Poveda, donde residen unas 7.000 personas que no tuvieron que ser desalojadas de sus domicilios, sin que se produjeran heridos ni intoxicados.

La nave pertenece a la empresa Requimsa, dedicada según su página web a la gestión integral y almacenamiento de residuos peligrosos y al tratamiento y recuperación de disolventes.