Greenpeace viste a Neptuno de pescadero en su campaña contra la sobrepesca

Greenpeace viste a Neptuno de pescadero en su campaña contra la sobrepesca

Activistas de Greenpeace han vestido de pescadero a la estatua de Neptuno de Madrid para exigir un etiquetado correcto de pescado a los distribuidores de pescado y marisco, justo este lunes, cuando comienza el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea en el que decidirán las cuotas pesqueras de 2017.

Con delantal de pescadero y con un pez de tela la estatua del conocido dios Neptuno en Madrid, Neptuno exige al Gobierno de España que impulse el correcto etiquetado de los pescados en los puntos de venta. Los activistas han portado una pancarta que pretendía dar voz al dios de los mares, con el mensaje: "`Etiquetad mis pescados!", y en el delantal podía leerse: #PescaSOStenible.

La protesta, que ha respetado en todo momento la integridad del monumento, Greenpeace reclama la implantación urgente de un correcto etiquetado en los productos pesqueros frescos para fomentar su trazabilidad desde su origen hasta su consumo. La ONG considera que con estas medidas se fomenta la pesca sostenible que es el futuro de los océanos, ya que sin una buena gestión de los recursos pesqueros, la pesca y sus productos pueden acabar en los libros de historia.

Además, reclama al Gobierno español que establezca un reparto justo a nivel nacional de estas cuotas, que fomente la pesca artesana y la implantación del artículo 17 de la Política Pesquera Común y le insiste en el compromiso que tiene para acabar con la sobrepesca y recuperar las poblaciones de peces.

La responsable de océanos de Greenpeace, Celia Ojeda, ha señalado que los activistas han querido dar voz al dios de los mares que ha visto como tras dos años de Reglamento europeo apenas se están se está implementado con la consiguiente falta de información a las personas que consumen pescado.

Esta acción se enmarca dentro de la campaña que la organización ha lanzado para demandar la correcta implementación del etiquetado europeo en los productos pesqueros.

La ONG recuerda que la normativa vigente obliga a que todos los puntos de venta de pescado ofrezcan información a los consumidores como el origen del pescado, el método de captura o si ha sido previamente congelado o no.

Ojeda recuerda que en la actualidad, más del 40 por ciento de las poblaciones de peces del Atlántico y más del 90 por ciento de las del Mediterráneo están sobrexplotadas. "Greenpeace demanda al Gobierno que haga cumplir la normativa vigente para que las personas que consumen pescado pueden a través de su consumo responsable proteger los océanos", ha concluido.