Granados denuncia llevar en prisión año y medio sin saber de qué se le acusa

El exconsejero y exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha negado que haya existido "nunca" un dispositivo de espionaje en Madrid, y que el operativo de contravigilancia y de escolta se montó "a petición" del expresidente Ignacio González. Así lo ha dicho durante su comparecencia a través de videoconferencia desde la prisión de Estremera en la comisión de la Asamblea de Madrid que investiga el presunto espionaje a políticos madrileños.

En respuesta al portavoz de Podemos, ha asegurado que no ha detectado "nunca" que existiera "ningún dispositivo de espionaje".

"Si usted lo que me pregunta es si ese operativo de contravigilancia y de escolta se montó a petición del señor González, la respuesta es sí; si me dice que si ese dispositivo era de supuesto espionaje, la respuesta es no", ha respondido.

Francisco Granados ha asegurado hoy que no observó que "nadie" espiaba "a nadie" mientras estuvo al frente de sus responsabilidades en el Ejecutivo regional, y ha destacado que todos los supuestos implicados en el caso lo han tachado de "montaje".

Durante su comparecencia, que ha comenzado a las 12.42 horas, Granados ha recalcado que los supuestos implicados en el caso, que sigue abierto en los tribunales, ya han asegurado en una investigación interna del Gobierno regional, ante una comisión parlamentaria anterior y ante el juez que "todo esto era una absoluta falsedad y un montaje".

En el inicio de la comparecencia, Granados ha criticado el formato de la comisión de investigación sobre el presunto espionaje a políticos madrileños, y ha asegurado que al no dejarle hacer una intervención inicial se está "coartando" su libertad de expresión.

El exconsejero ha comenzando criticando que el formato de la comparecencia no le deje hacer una intervención inicial a pesar de que "es la primera vez que hablo en un año y medio".

"Pasarán a la historia como aquellos que han coartado la libertad de expresión de una persona que está compareciendo y al que no se le permite hablar sobre el objeto principal de la comisión, que es la corrupción", se ha quejado.

GRANADOS: "YO JAMÁS HE METIDO LA MANO EN LA CAJA"

Francisco Granados, ha asegurado hoy que nunca ha metido "la mano en la caja". "Yo jamás he metido la mano en la caja y he dado lo mejor de mí mismo por esta comunidad autónoma y por este partido". Granados se ha declarado "inocente" en relación al caso Púnica y ha recalcado que todavía no sabe de qué hechos concretos se le acusa.

GRANADOS: SI FUERA DEL PSOE MIS COMPAÑEROS DEFENDERÍAN MI PRESUNCIÓN INOCENCIA

Francisco Granados ha afirmado "taxativamente" que es inocente, y ha asegurado que si se encuentra en su situación "en buena parte es porque soy del PP". "Si fuera del PSOE mis compañeros del PSOE defenderían mi derecho a la presunción de inocencia".

Durante su comparecencia, Granados ha dicho que sería "una pena" que sus compañeros de partido no crean en su inocencia. "Si me encuentro en esta situación, en buena parte es porque soy del PP. Si fuera del PSOE mis compañeros del PSOE defenderían mi derecho a la presunción de inocencia, a la defensa, a la igualdad de trato ante la ley... Pero soy del PP", se ha lamentado.

EXASESOR DE SEGURIDAD NIEGAHABER HECHO SEGUIMIENTO

José Manuel Rodríguez González, exasesor de Seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, ha negado haber hecho ningún seguimiento, espionaje ni acto delictivo, y ha dicho desconocer si había una red de policías que informaban a Esperanza Aguirre o Ignacio González. Rodríguez González ha comparecido esta mañana en la quinta sesión de la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre el caso de presunto espionaje a políticos del PP, un caso que permanece abierto en los tribunales.

El exasesor de seguridad, que es policía nacional, ha asegurado que fue fichado para trabajar en la Consejería de Presidencia directamente por quien en ese momento era director de Seguridad, Sergio Gamón, a petición del entonces consejero, Francisco Granados, que "buscaba asesores con experiencia en seguridad".

Ha afirmado que desde que comenzó su labor, a finales de 2007, recibía órdenes de Granados, del viceconsejero o del jefe de gabinete, y que él y los otros dos policías nacionales que estaban en su equipo no dependían orgánicamente de la dirección de Seguridad, sino de la Consejería.

Sólo colaboraron "puntualmente" con la dirección de Seguridad, ha seguido explicando, en alguna reunión de juntas locales de seguridad o para algún acto concreto. También ha negado que tuviera relación o que trabajara directamente con los tres guardias civiles investigados en este caso -José Oreja Sánchez, José Luis Caro y Antonio Coronado Martínez-, a quienes conoció, ha dicho, varios meses más tarde de entrar en su puesto.

Y ha repetido que "nunca" espió ni siguió a ningún político, y que "nunca" empleó en su trabajo cámaras ocultas u otros dispositivos para hacer seguimientos.

De hecho, ha dicho no saber qué políticos son "del entorno de Francisco Granados o de Ignacio González", "a tanto no llego". "Imagino que del entorno de Esperanza Aguirre son todos, porque fueron nombrados por ella", ha insistido. Por eso, preguntado sobre si sabía de alguna estructura de policías en activo que hicieran labores de información para Esperanza Aguirre o Ignacio González sin el conocimiento de sus mandos, ha respondido que desconocía si existía tal estructura y que, de ser así, él no formó parte de ella. Rodríguez González ha negado además haber estado nunca en la sede del Campus de la Justicia, donde supuestamente desapareció un ordenador.

LA EXMUJER DE GAMÓN CONFIESA TENER MIEDO A DECLARAR: "HE VIVIDO UN HORROR"

Yolanda Laviana, exmujer del ex director general de Seguridad Sergio Gamón y exsecretaria de Esperanza Aguirre, ha confesado hoy que tiene miedo a declarar sobre el caso de supuesto espionaje a políticos del PP: "He vivido un horror".

Laviana ha sido la primera compareciente que ha asistido a la comisión de la investigación de corrupción que tiene lugar en la Asamblea de Madrid y que finalizará con la del exconsejero y ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados, que lo hará por videoconferencia desde la cárcel de Estremera.

La exmujer del ex director general de Seguridad Sergio Gamón no ha querido desvelar nada sobre el caso del presunto espionaje político a cargos del PP de Madrid en los años 2008 y 2009 y ha comentado que también se ha acogido al derecho a no declarar en los juzgados acerca de este mismo asunto "por miedo".

"He vivido un horror, este asunto ha destrozado mi vida, un horror, y me acojo al derecho a no declarar, si algún día tengo que volver a Plaza de Castilla declararé con miedo, tengo miedo", ha dicho, visiblemente afectada.

En su intervención, no ha querido responder si se siete apoyada por sus antiguos compañeros o jefes y ha reiterado su decisión de no dar ningún detalle: "No quiero abrir más melones".