Granados tacha de "teatro" y "paripé" la reunión de Rubalcaba y Blanco con Tomás Gómez

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha tachado de "teatro" y "paripé" la reunión mantenida la pasada semana entre los ministros de Interior y Fomento, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco, respectivamente, con el secretario general del PSM y candidato socialista a la Comunidad, Tomás Gómez.

En una visita a Fuente El Saz de Jarama, el secretario general del PP de Madrid ha asegurado que esta reunión no es más que "un número más" y "una nueva mentira". "Son evidentes las posturas irreconciliables entre Gómez y los partidarios de Trinidad Jiménez", ha destacado.

Además, Granados ha reseñado que una muestra de "esa actitud antidemocrática" de Gómez es el "proceso de depuración permanente" al que tiene sumido a una parte del partido Socialista de Madrid, "a la parte que no le apoyó".

"El intento de eliminar al alcalde de Getafe como candidato es una muestra de ello y la permanente depuración de diputados, así como su arrinconamiento en la Asamblea de Madrid. Todos los que estamos lo vivimos cada días. Lo demás son cuentos", ha apostillado.

INAUGURA UNA CASA DE LA CULTURA EN FUENTE EL SANZ DEL JARAMA

Por su parte, Granados, acompañado de la alcaldesa de Fuente El Saz de Jarama, Mónica García, ha inaugurado la nueva Casa de la Cultura en la que se ha invertido más de dos millones de euros procedentes del Plan Regional de Inversiones y Servicios (PRISMA).

Este nuevo espacio cultural tiene una superficie de 1.299 metros cuadrados y cuenta con dos bloques destinados a aulas y salón de actos, unidos por medio de un vestíbulo que alberga la cafetería y los aseos.

El centro tiene dos plantas: en la planta baja, con 926 metros cuadrados, se distribuyen 6 aulas, así como zonas administrativas, y el salón de actos, equipados con almacén, aseos y camerinos; en la planta sótano, en 252 metros cuadrados se distribuyen los cuartos de frenos y del aljibe, el almacén de sillas y los grupos de presión.

Durante la inauguración, el consejero destacó que la Casa de la Cultura de Fuente El Saz es un proyecto que ha contado con el firme apoyo de la Comunidad de Madrid a través del Plan PRISMA para dar respuesta a las demandas vecinales de contar con un espacio donde desarrollar las actividades educativas en el municipio.

Concretamente, desde el Gobierno regional, a través del PRISMA 2001-2005 se destinaron 1,7 millones de euros para la construcción de este centro socio-cultural. El equipamiento de este centro, el centro de transformación y la urbanización de la parcela donde se encuentra el edificio, han supuesto una inversión de 306.272 euros procedentes del PRISMA 2006-2007.

Granados también recalcó la importancia del Plan PRISMA como herramienta de financiación de los ayuntamientos madrileños para lograr el reequilibrio territorial, para que cada madrileño, independientemente del lugar donde resida, cuente con los mismos servicios y equipamientos.

En el caso de Fuente el Saz, se han invertido 3,8 millones de euros a través del PRISMA 01-05 y 06-07 que han posibilitado, además de la construcción de la Casa de la Cultura, diversas mejoras en el Polideportivo municipal y la rehabilitación de sus vestuarios. HASTA 2,1 MILLONES DE EUROS

El Plan Regional de Inversiones y Servicios (PRISMA) 2008-2011 va a destinar a Fuente El Saz de Jarama un total de 2,1 millones de euros, con los que se llevarán a cabo seis actuaciones.

Así, se realizarán obras de pavimentación y red de saneamiento en la calle Vereda de la Dehesa; se instalarán contenedores soterrados de recogida de residuos; se repararán la pavimentación de calzadas y aceras en la Avenida del Pilar y de la Alameda; se instalará césped artificial en dos pistas de paddle; y se pavimentará el escenario del Centro Cultural.

También, a través de la línea de suministros del Plan PRISMA 2008- 2011, con una inversión de 212.356 euros, se ha dotado a Fuente El Saz de Jarama de un tractor con maquinaria, una cabina para el tractor y un sistema de videovigilancia.