Granados ve "un escándalo" la "doble vara de medir" del Fiscal Jefe de Madrid en los paros de controladores y Metro

Granados

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha calificado de "escándalo" la "doble vara de medir utilizada por el Fiscal Jefe de la Comunidad de Madrid" respecto a los paros de los controladores y la "huelga salvaje" del Metro.

"No creo que ningún madrileño entienda que ante situaciones parecidas y con un impacto muy negativo para los ciudadanos, en un caso el Fiscal pretenda meter en la cárcel a los controladores y el otro caso, el de los cabecillas de aquella huelga ilegal, haya recomendado el archivo. El tratamiento no está siendo equivalente y a todos los madrileños nos escandaliza", ha dicho.

Granados se ha referido así a este asunto después de que el diario 'La Razón' publicara que Esteban ha pedido el archivo de la causa contra Vicente Rodríguez, uno de los cabecillas de los paros en el suburbano, quien dijo que con la huelga los trabajadores de Metro iban a "reventar" Madrid.

Granados se une así a la presidenta, Esperanza Aguirre, que decía este miércoles que es "impresentable" la diferencia de trato que Esteban está dando a los controladores que se ausentaron de sus puestos de trabajo al inicio del puente de la Constitución y a los conductores que secundaron la huelga de Metro.

"Es impresentable que el fiscal éste que han puesto político en Madrid diga que los controladores poco menos hay que meterles en la cárcel y en cambio diga que a los sindicalistas del Metro que dijeron que iban a reventar Madrid, que no han hecho nada malo", afirmó en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.

La presidenta madrileña, que dijo no estar de acuerdo con la prórroga del estado de alarma dictado por el Gobierno para garantizar la normalidad en el espacio aéreo hasta el 15 de enero, ha insistido en la necesidad de desarrollar una Ley que regule el derecho a huelga y garantice el cumplimiento de los servicios mínimos.

"El problema que tenemos es que hay grupos poderosos porque tienen secuestrados a los ciudadanos, que pueden ser los controladores o los conductores de Metro, que pueden paralizar una ciudad y tomar como rehenes a los ciudadanos. Eso no puede ser", afirmó.

También ha apuntado que es necesario evitar que los controladores o cualquier otro colectivo "tenga el monopolio de su formación". "Tiene que haber en las universidades españolas gente formada para sustituir a aquellos que abandonen su puestos de trabajo", señaló.