Granados y De Federico inauguran en Colmenar Viejo las la remodelación de calles en Fuensanta y Pozanco

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y alcalde de la localidad, José María de Federico, han inaugurado las recién remodeladas calles de las zonas de Fuensanta y Pozanco del municipio, que han sido mejoradas con los fondos del Plan Regional de Inversiones (Prisma).

Granados ha destacado que el Plan Prisma se ha convertido en "una herramienta indispensable" de financiación para los municipios con la que desarrollan proyectos que redundan en la mejora de la calidad de vida de los madrileños.

Por su parte, el alcalde de Colmenar Viejo, José María de Federico, ha resaltado la importancia de estas obras, en las que se ha invertido 2,7 millones de euros, especialmente, "para mejorar la calidad de vida de los vecinos que viven en estas dos zonas residenciales en las que se han acometido diferentes actuaciones en aceras, iluminación, colectores y capas de rodadura de las calles". "Es una colaboración que ha existido siempre con la Comunidad. Nosotros hemos cumplido siempre el Prisma antes de finalizar el plazo. No tenemos quejas. Además, cuando hemos tenido problemas económicos muy gordos la Comunidad nos ayudó en los momentos que los que tenían que hacer", ha dicho.

Una de estas actuaciones es el acondicionamiento de las calles en el Barrio de Fuentesanta, cuyo estado ha podido conocer este miércoles de primera mano el consejero. Esta obra ha supuesto la inversión de 1,8 millones de euros y consiste en la pavimentación completa de las calles Jaén, Sevilla y Almería, así como el acerado de varios tramos.

Asimismo, se incluye la renovación total de la red de alumbrado público, y de la red de saneamiento en las calles Cádiz y Jaén. También se han urbanizado dos tramos de la avenida del Mediterráneo y avenida Puente del Manzanares.

Por último, se ha llevado a cabo la señalización viaria, la plantación de arbolado en las aceras con su correspondiente red de riego automático por goteo y la instalación de elementos de mobiliario urbano en todas las calles con lo que se renovarán por completo el estado de estas calles.

Además, Granados ha inaugurado también las obras de acondicionamiento de calles en el barrio de Pozanco, en las que se han invertido 885.240 euros y que afectan a las calles Arroyo de la Parrilla, Arroyo Mojapán, Arroyo Pozanco, Arroyo de los Trigos, Arroyo de Tejada y Arroyo Espino.

La obra comprende la pavimentación completa de las calles Arroyo de la Parrilla, Arroyo Mojapán, Arroyo Pozanco, Arroyo de los Trigos, Arroyo de Tejada y Arroyo Espino, así como el acerado y la calzada de la calle Encierros y el acerado de la calle Cerro San Pedro. También se incluye la renovación total de la red de alumbrado público y la señalización viaria, así como la instalación de elementos de mobiliario urbano en todas las calles.

El regidor de Colmenar Viejo ha indicado que estas zonas estaban en "muy malas condiciones" hace años y ahora, tras estas mejoras, "han quedado perfectamente, no con grandes lujos, pero muy funcional". "Además, se han resuelto los problemas de inundaciones aumentando los colectores para que todo el mundo cuando llueva no tenga ningún problema. Estamos en unas de las zonas más bonitas de Colmenar. El municipio tienen calidad de vida y cada vez viene más gente a vivir aquí", ha añadido.

Por otro lado, durante su visita a Colmenar Viejo, Granados ha recordado que a este municipio le han correspondido 7,9 millones del Prisma 2008-11 y que hasta el momento, se han dado de alta cuatro actuaciones por importe de 5,1 millones de euros.

Además de las actuaciones inauguradas hoy, el consejero ha anunciado que se llevará a cabo la construcción de un vial de conexión entre la avenida Puente del Manzanares y la avenida de la Sierra, actualmente sin urbanizar, y la ejecución de un colector en la calle Gustavo Adolfo Bécquer para mejorar el sistema de evacuación y absorción de caudal ante intensas precipitaciones.