El Gran Poder y "La Macarena", suspendidas por segundo año consecutivo

La persistente lluvia que ha caído esta tarde en Madrid ha impedido salir, por segundo año consecutivo, a la procesión de Jesús del Gran Poder, y ha retrasado la salida de las de Jesús "El Pobre" y del Divino Cautivo, cuyos recorridos se han acortado.

La procesión de Jesús "El Pobre", que tenía previsto salir a las siete de la tarde de la iglesia de San Pedro el Viejo, lo hizo finalmente a las 20.30 horas, mientras que María Santísima del Dulce Nombre en su Soledad salía de la misma iglesia media hora después.

Por su parte, la procesión de "El Divino Cautivo", una talla de Mariano Benlliure que tenía previsto salir a las siete del Colegio Calasancio, lo hizo con un retraso de cerca de media hora y por una variante más corta que el itinerario habitual.

A las ocho de la tarde estaba previsto que saliera de la Colegiata de San Isidro la procesión de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena, pero la lluvia hizo que se retrasara la decisión hasta las 20.30, tras lo cual se decidió suspender esta procesión por segundo año consecutivo.

Los nazarenos de las dos procesiones que finalmente salieron caminaban por el suelo completamente mojado, muchos de ellos descalzos y algunos encadenados, mientras miles de ciudadanos aplaudían a lo largo del recorrido, muchos de los cuales llevaban esperando desde las cuatro de la tarde.

Las procesiones de la capital son seguidas cada año en las calles por cerca de medio millón de personas el Jueves Santo y otros tantos el Viernes, según fuentes del Arzobispado de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha organizado un amplio dispositivo, compuesto por cerca de mil efectivos, para garantizar la movilidad y seguridad.