Gordo y Gómez apoyan la huelga general del 29-M

Izquierda Unida de Madrid ha escenificado hoy su apoyo a la huelga general convocada por los sindicatos. Su coordinador general, Gregorio Gordo, se ha reunido con los secretarios generales de Comisiones Obreras y la UGT en Madrid, y ha asegurado que la reforma laboral acaba con el marco fijado por la Constitución de 1978 y que la culpa de la huelga, la tiene el Partido Popular.

El coordinador general de IU-CM, Gregorio Gordo, ha mostrado su apoyo a la convocatoria de huelga nada más tomar la palabra en la sede de UGT, donde ha mostrado el "apoyo absoluto" y "compromiso" de IU-CM con esta convocatoria que, a su entender, "va a ser un éxito de contestación sindical y ciudadana".

Gordo ha considerado que el objetivo del Gobierno del PP es "liquidar el Estado Social" y "acabar con el modelo constitucional de 1978". "El PP tiene en la cabeza cargarse la Constitución de 1978", ha aseverado Gordo, quien ha sostenido que la "receta de los recortes laborales son injustas e ineficaces" para sus objetivos.

Además, ha mantenido que la reforma laboral traerá "más desequilibrio social, desempleo y desregulación laboral", pero que "tiene más aspiraciones" como es "romper el equilibrio entre los poderes económicos y los que tienen únicamente su fuerza de trabajo para poder subsistir".

TOMÁS GÓMEZ NO DARA CLASE EL 29M Y PEDIRÁ A SUS DIPUTADOS QUE RENUNCIEN A UN DÍA DE SUELDO

Por su parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha anunciado que el próximo 29 de marzo hará huelga como docente en la Universidad Carlos III, y ha dicho que los diputados de su grupo pedirán a la Asamblea que les descuente la parte correspondiente a ese día de la retribución mensual que reciben.

En declaraciones a los medios durante una visita a la localidad de Villa del Prado, Gómez ha instado a los diputados del PSOE en el Congreso a que hagan lo mismo que los parlamentarios del PSM como muestra de apoyo a la huelga general. Una huelga, ha dicho, que pondrá de manifiesto que la sociedad española se opone a una "contrarreforma laboral" que "supone una pérdida de derechos de los trabajadores" como no se ha visto nunca en la historia de la democracia.

Gómez ha señalado que, en apoyo a los trabajadores y parados, los socialistas apoyarán todas las movilizaciones que se convoquen contra esta reforma, que "no hace sino dañar los intereses y derechos" de los empleados.