Gordo: "Anuncio mi voluntad de no seguir siendo coordinador general de IU-CM"

El coordinador general de IU-CM, Gregorio Gordo, ha anunciado este sábado su voluntad de no seguir siendo coordinador general de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, un cargo que ostenta desde 2009.

"Anuncio mi voluntad de no seguir siendo coordinador general de IU-CM. No aspiro a ser uno de los que aspira a estar la vida entera renovándose a si mismo. Siempre he optado por ser parte de las soluciones y no de los problemas", ha afirmado Gordo en su intervención en la IX Asamblea de IU-CM, que se ha celebrado este sábado en el auditorio Marcelino Camacho de CC.OO.

En la Asamblea, en la que IU-CM va a elegir un nuevo Consejo Político Regional y coordinador regional, el también diputado de la Asamblea de Madrid ha destacado la "necesidad" de dar "un impulso" ala organización", que "necesita también de renovación".

En su intervención, ha destacado que él ha cubierto un ciclo y que "es momento de sacar" lo mejor de uno mismo y de ser "generoso", ya que "hay mucha gente ahí fuera que lo está pasando muy mal". En este sentido, también ha apostado por "una mayor implicación con IU Federal" y se ha puesto tanto a su disposición como de la de IU-CM.

"En política se debe estar por un proyecto y no por los cargos que se ocupe en ellos", ha concluido.

LA NUEVA DIRECCION DEBE SUPERAR LAS TENSIONES INTERNAS

Gregorio Gordo ha apostado este sábado por que la nueva Dirección de IU-CM supere "cualquier tensión interna" que pueda haber en la organización para "conseguir ser el instrumento útil para la mayoría social trabajadora", que "permita el cambio político, social y cultural" necesario.

"Es obligación de la nueva Dirección superar cualquier tensión interna priorizando el trabajo político, la cohesión y la homogeneidad en la toma de decisiones para conseguir ser el instrumento útil para la mayoría social trabajadora, que permita el cambio político, social y cultural que se necesita, articulando la convergencia social desde el fortalecimiento de nuestra organización, que permita un fuerte bloque social de la izquierda transformadora", ha afirmado Gordo en su informe de gestión que ha leído en la IX Asamblea de IU-CM.

En este sentido, Gordo ha abogado por que "una vez debatidas las distintas posiciones en la propia Asamblea, y haya sido posible o no configurar una dirección desde una única candidatura", el resultado final de este cónclave "conduzca a una nueva dirección regional de amplio consenso".

En su intervención, Gordo ha reflexionado sobre la evolución que ha tenido IU como fuerza política desde 1996, cuando eran "una fuerza en continuo retroceso electoral". En este sentido, ha destacado que aunque en las elecciones autonómicas y municipales de 2003 y 2007 mantuvieron e incluso mejoraron "levemente" los resultados anteriores aparecían "como una organización débil y dividida" con resultados y perspectivas "por debajo del cinco por ciento", que cuestionaban su utilidad como referente político de cambio.

Ya en el caso de las últimas elecciones autonómicas y municipales, ha dicho que IU "era una organización en vías de desaparición", que estaba "en malas condiciones para pretender aglutinar todo el voto perdido por el PSM, ya que para demasiada gente prácticamente" no existían.

Así se llegó a las autonómicas y municipales de 2011, y ha relatado que el resultado electoral concluyó "con un positivo aunque moderado ascenso de IU-CM en la Comunidad y en los municipios "en la línea con lo que sucedió en el resto del Estado".

No obstante, ha destacado que "la realidad de crecimiento de IU-CM "no terminó correspondiéndose con una mayor capacidad de influencia en las instituciones", sino "todo lo contrario", ya que "el hundimiento del PSM y la irrupción de UPyD" les hizo "perder peso institucional".

Ya en las elecciones generales de noviembre de 2011, ha señalado que "el resultado final fue muy positivo" con once diputados y un ascenso significativo en porcentaje y votos", que "rompió la continuidad de retrocesos e implicaba mayor capacidad de intervención, repercusión y respuesta". "Significaba el segundo síntoma de recuperación en ese año tras las municipales y autonómicas", ha remarcado.

Los resultados en Madrid confirmaban lo anterior y se obtuvo un 3,38 por ciento de incremento con una media de subida en todo el Estado del 3,15 por ciento. Es decir que se alcanzaron cien mil votos más que en las anteriores elecciones generales.

En el caso de esta cita electoral, dicen que Equo "dispersó votos susceptibles de IU"; y el "discurso de modelo de Estado centralista y demagogo de UPyD caló en la Comunidad".

"Los resultados electorales nos dan a la pista de la que debe ser nuestra acción política, aún lejos de las posibilidades que esta fuerza política puede tener, para ser referencia del cambio social, político, económico productivo y cultural que se necesita", ha indicado.

Por ello, ha destacado que deben aspirar a ser "una organización más en clave de aspirar a ser el instrumento útil para la mayoría social trabajadora y menos absorbida por conflictos de orden interno".

IU-CM EN LA POLITICA MADRILEÑA

En su informe, Gordo ha destacado la "hegemonía electoral del PP en la región" basada en la captación de base popular por medio de la expansión inmobiliaria, la extensión del Metro, la construcción de hospitales y las obras, rodeadas de un fuerte discurso propagandístico de carácter electoralista".

A su juicio, "la conjunción de la política desfiscalizadora con una política presupuestaria expansiva lleva al Gobierno a basar sus grandes proyectos en la utilización de mecanismos de gasto aplazado" y ha subrayado que la realidad es que ha llevado a la región "a una crisis fiscal sin precedentes".

Asimismo, el hasta ahora coordinador general de IU-CM ha sostenido que la legislatura pasada el Gobierno regional aprovechó la crisis "al lograr fuertes réditos electorales convirtiéndose Esperanza Aguirre en la principal herramienta de oposición del Gobierno central"; pero ha añadido que el "colapso de la construcción, la crisis fiscal y la llegada de Mariano Rajoy a la Presidencia "resta protagonismo" a Aguirre en la política nacional y le hace responsable de la gestión del Gobierno central.

A su juicio, la suma de ambas "supone la crisis y agotamiento del proyecto político del PP en la Comunidad de Madrid".

INFORME DE GESTIÓN

La mayoría de los 800 delegados de la Asamblea, que IU-CM está celebrando este sábado para elegir nuevo Consejo Político Regional y coordinador regional, ha reprobado, con 297, votos el informe de gestión que ha presentado el hasta ahora cabeza visible de la formación, Gregorio Gordo, sobre sus tres años al frente de IU-CM.

Tras cerca 45 minutos de debate en los que la mayoría de las críticas de los delegados han versado sobre la actuación de IU-CM en Caja Madrid-Bankia, las finanzas de la formación, la relación de la dirección con las asambleas de base, o de IU-CM con IU Federal, Gordo ha tomado la palabra y ha considerado que estas intervenciones en contra de su informe han sido "excesivamente triunfalistas".

"No es razonable creíble, ni verdad intentar situar una confrontación entre IU-CM e IU-Federal. Las relaciones con la Dirección Federal han sido y son las mejores salvo puntualmente algún compañero", ha sostenido Gordo, quien ha destacado que el informe que él ha presentado "se parece muchísimo" al que se va a presentar en la Asamblea Federal.

Gordo ha denunciado que ha habido críticas al "método pero no a los contenidos" del informe y ha opinado que en IU se debería "dejar un poquito de lado" las cuestiones internas.

En cuanto a las críticas sobre Bankia, ha dicho que IU-CM no se ha presentado como acusación particular, ya que Bankia es "de carácter estatal" y es un tema que debe correr de manos de IU Federal. "Blesa y Rato son parte de los acuerdos unánimes de toda IU", ha remarcado Gordo en referencia a que las decisiones sobre Caja Madrid se han tomado por todas las sensibilidades de IU.

En cuanto a su anuncio de no repetir en IU-CM, ha señalado que no se está "despidiendo de nada", pero ha remarcado que "ha sido un tremendo orgullo haber sido coordinador general de IU-CM". Además, ha insistido una vez más en "superar las diferencias propias" que "muchas veces no son tantas".

En cuanto al documento político-organizativo, el de la mayoría ha contado con 353 votos. El minoritario ha contado con 217 votos y ha habido 26 abstenciones.