González ha recordado la "inmensa tarea" de Suárez en la Transición

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella, han visitado la capilla ardiente de Adolfo Suárez, después de que el Rey impusiera la Real Orden de Carlos III en el féretro del expresidente del Gobierno.

González y Botella han saludado uno por uno a los familiares de Suárez después de que hicieran lo mismo los reyes y la infanta Elena, y una vez que todos los miembros del Gobierno han abandonado el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados donde se ha instalado la capilla ardiente. Ana Botella regresará a continuación con toda la corporación a la capilla ardiente.

Tanto Ignacio González como Ana Botella han suspendido los actos que tenían previstos para este lunes. Dentro de una semana, el próximo lunes día 31, el presidente de la Comunidad y la alcaldesa de Madrid asistirán al funeral de Estado por Adolfo Suárez en la catedral de la Almudena.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, defendió este lunes que el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez es el "artífice de que podamos estar todos aquí celebrando el esfuerzo que hizo y la audacia que tuvo" para instaurar la democracia.

González realizó estas declaraciones ante los medios de comunicación en el Patio de Floridablanca del Congreso de los Diputados después de visitar la capilla ardiente del que fue el primer presidente de la democracia, fallecido ayer en Madrid a los 81 años.

"El presidente Suárez es el responsable y el artífice de que podamos estar todos aquí celebrando el esfuerzo que hizo y la audacia que tuvo para que hoy tengamos una democracia consolidada donde todos los españoles podamos expresar libremente nuestras opiniones y compartir lo que para Suárez era un objetivo básico", destacó.

El presidente de la Comunidad de Madid insistió en que "el mejor reconocimiento" que hoy se le puede hacer "es la gratitud de todo el pueblo por esa obra que hizo Suárez en esos años tan difíciles". González destacó que antepuso "los intereses generales de los españoles y de nuestro país a los intereses partidistas y particulares", lo que, recordó, le ocasionó "muchas dificultades personales" en su última etapa de trayectoria política.

González insistió en recordar la "inmensa tarea que hizo" y "la dignidad con la que defendió ese objetivo y con la que se enfrentó a los que querían interrumpir este proceso, precisamente en esta casa sentado frente a ellos y manteniendo el pulso y la dignidad de todos los españoles".

Por su parte, la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, le ha tildado del "mejor presidente". "Hoy España entera está de luto. Espero que todos los españoles demos a Adolfo Suárez el homenaje que merece, como el gran presidente que fue", ha añadido.

MEDALLA DE ORO DE LA COMUNIDAD

El presidente regional, Ignacio González, propondrá en el próximo Consejo de Gobierno la concesión de la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, la máxima distinción que otorga el Ejecutivo madrileño.

Según han informado fuentes del Ejecutivo regional, el presidente de la Comunidad elevará esta propuesta al Consejo de Gobierno en su reunión del próximo jueves 27 de marzo, que acordará otorgar la máxima condecoración de la Comunidad de Madrid al expresidente Suárez, fallecido ayer domingo.

El pasado 6 de febrero el Gobierno regional acordó conceder la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, también a título póstumo, al exseleccionador nacional de fútbol Luis Aragonés, fallecido el 1 de febrero, a los 75 años de edad.

HIJO ADOPTIVO DE MADRID

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid del próximo miércoles, día 26, guardará un minuto de silencio en señal de duelo por el fallecimiento del primer presidente de la democracia, al que nombrará hijo adoptivo de la ciudad a través de una moción de urgencia.