González anuncia unos presupuestos rigurosos adaptados a la crisis

El presidente regional, Ignacio González, buscará ingresos nuevos y reducirá la estructura administrativa para "ajustarse" a los 2.700 millones euros menos que tendrá la Comunidad el próximo año y poder mantener los servicios públicos esenciales, sin subir los impuestos.

Así lo ha anunciado hoy el presidente en una visita a la Policía Local de Boadilla del Monte, un día antes de que el Consejo de Gobierno regional apruebe el proyecto de los presupuestos de la Comunidad para 2013 que, según ha adelantado, serán "muy rigurosos y adaptados a las circunstancias de crisis económica en la que estamos".

González ha admitido que el Ejecutivo regional está "haciendo un esfuerzo" por cuadrar las cuentas regionales y "ajustarse" a los 2.700 millones de euros menos que va a tener la Comunidad el año que viene.

Esa reducción en la financiación que recibe la Comunidad de Madrid se debe, según ha recordado, al "castigo" que supone para la región el modelo actual de financiación autonómica, que ha reducido en 1.000 millones de euros la aportación del Estado para los madrileños.

Además, ha indicado que el Gobierno central ha establecido en el 0,7 por ciento el objetivo de déficit de las comunidades para 2013 y ha indicado que en el caso de Madrid "eso nos obliga a reducir casi un punto" el objetivo de este año y que "representa también menores recursos".

A pesar de "la fuerte caída de ingresos" y del "ajuste importante de gastos" que se ve obligado a hacer el Gobierno regional en su presupuesto para 2013, González ha asegurado que la Comunidad "seguirá manteniendo los servicios públicos esenciales y de calidad que tenemos en estos momentos" que, en su opinión, son "los mejores de España".

Por ello, ha garantizado el mantenimiento de la educación, de los servicios sociales y de la sanidad "pública, universal y gratuita" como hasta ahora; ha anunciado "mejoras en algunos de ellos" y ha asegurado que todo se va a hacer conservando la presión fiscal actual y las desgravaciones, porque "no vamos a subir los impuestos".

El presidente también ha señalado que se va a incentivar la actividad económica "para que se pueda recuperar el empleo".Según Ignacio González el presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2013 será riguroso y se adaptará a las circunstancias de crisis económica en la que estamos inmersos.

Desde que comenzara la crisis en 2008 el presupuesto de la Comunidad de Madrid ha experimentado una rebaja de cerca de 3.000 millones de euros. Ha pasado de los 18.800 de hace 4 años, a los 16.000 millones de euros para 2013.

TELEMADRID

Gonzalez se ha referido también a Telemadrid. El ente público es insostenible en las condiciones actuales, ha afirmado, y es necesario poner en marcha un expediente de regulación de empleo de acuerdo con los sindicatos.

González señaló que su Gobierno se plantearía cerrar Telemadrid si no consigue sacar adelante un ERE que reduzca "de manera importante" la plantilla y permita mantener el servicio externalizándolo. "Si conseguimos hacer un ERE que nos permita mantener el servicio, lo haremos externalizándolo; si no podemos hacerlo, tendríamos que plantear en su caso el cierre", afirmó.

El presiente ha recordado que Telemadrid es un servicio publico "deficitario" que, en las condiciones actuales, "no se puede mantener", dado que, según ha dicho, los ingresos de publicidad "han caído de una manera enorme".

Ha recordado que la nueva normativa impide a las administraciones públicas mantener servicios deficitarios en materia audiovisual, y por ello ha insistido en que es necesario realizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Telemadrid "porque es una imposición legal".

Por eso González ha incidido en la necesidad de reducir "de manera importante la plantilla" de Telemadrid para que la televisión regional "sea viable".

Y ha dicho que le gustaría poder llevarlo a cabo de acuerdo con los sindicatos, pero que si no fuese así "se tendría que hacer exactamente igual".

LA OPOSICION AUGURA MAS RECORTES

Los portavoces de PSM, IU e UPyD en la Asamblea de Madrid han augurado nuevos "recortes" en el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2013, que serán presentados mañana, mientras que el PP ha insistido en realizar "reformas" tratando de no subir los impuestos para no desincentivar el consumo.

El portavoz del PSM, Tomás Gómez, ha calificado de "auténtica barbaridad" que se vaya a "recortar" en las cuentas del próximo año, según ha dicho, un total de 2.700 millones de euros, "tanto dinero como el que se ha recortado hasta la fecha desde el inicio de la crisis".

También se ha preguntado "a qué se está refiriendo" el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, cuando habla de obtener "otras vías de ingresos", y ha manifestado su preocupación por las "reformas estructurales" en los servicios básicos que, según ha dicho, ha anticipado este.

"Cada vez que el Partido Popular habla de reformas estructurales está hablando de recortes", ha insistido.

Gómez ha señalado que las cuentas regionales de 2013 supondrán "volver al pasado" en lo económico y en los derechos de las personas, por lo que ha abogado por subir los ingresos para poder contar con mas capacidad de gasto público.

En este sentido, ha dicho que hace falta reponer el impuesto a los grandes patrimonios, así como el de sucesiones y donaciones, que en este último caso "permitiría recaudar todos los años en torno a 2.000 millones de euros".

La oposición del PSM a las reformas ha sido considerada llamativa por el portavoz del PP, Íñigo Henríquez de Luna, que ha achacado esta posición al "inmovilismo" que "caracteriza a la izquierda".

Ha señalado que portavoz del PSM debe explicar sus "incoherencias en materia fiscal", y ha abundado en que "la presión fiscal en España es suficientemente alta", por lo que ha apostado por no desincentivar el consumo con más presión impositiva.

Como la Comunidad de Madrid lleva "mucho tiempo" realizando ajustes de gasto y tomando medidas de ahorro, ha proseguido Henríquez de Luna, está "en condiciones distintas que otras comunidades autónomas para intentar no subir la presión fiscal", ha indicado.

Henríquez de Luna ha insistido asimismo en que la atención sanitaria es "universal", "gratuita" y "de la máxima calidad", por lo que ha reprobado a los socialistas por hablar de un copago que "ya existía".

Desde UPyD, su portavoz, Luis de Velasco, ha considerado que el presidente de la Comunidad de Madrid "ha renunciado de momento a la reclamación" de los mil millones de euros de financiación autonómica que ha pedido revisar la Comunidad al Gobierno central, por lo que ha augurado la presentación de unos presupuestos "absolutamente brutales".

Ha considerado que la "rebaja en el gasto de 2.500 millones de euros" o "incluso más" provocará nuevos recortes en "capítulos sociales" cuando ya se han traspasado "líneas rojas" en servicios como educación, sanidad y dependencia.

Por ello, ha interpretado que el gobierno regional "va a enfrentar un dificilísimo ejercicio" para "cuadrar los números" si sigue "en su criterio de no aumentar los impuestos".

Para el coordinador general y portavoz parlamentario de IU, Gregorio Gordo, ha indicado que los "nacen con casi 3.000 millones de euros menos", por lo que "no hace falta ir a una bola mágica" para saber que traerán "más pobreza" y "más desempleo".

Se ha quejado de que González no haya hecho caso al ministro de Haciendas y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que le ha dicho que suba el impuesto de patrimonio y suba el tramo autonómico del IRPF.

"Con el modelo fiscal de Gallardón ya tendríamos bastante", ha apostillado en referencia al expresidente de la Comunidad y actualmente ministro de Justicia.

Para Gordo, el PP "sigue insistiendo de forma suicida" en políticas "que no están dando resultados", como políticas "de recortes" que "son injustas e ineficaces".