Gómez pide homogeneizar la legislación de apertura de negocios y agilizar las licencias

Gómez pide homogeneizar la legislación de apertura de negocios y agilizar las licencias

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, se ha reunido este lunes con asociaciones de autónomos y economía social y ha reclamado homogeneizar la legislación de los municipios de la región relativa a la apertura de negocios; así como agilizar los trámites para que estas personas puedan conseguir las licencias pertinentes de manera ágil.

En rueda de prensa en la sede del PSM, en la plaza del Callao, el líder de los socialistas madrileños afirmado que están "muy preocupados" por lo que está ocurriendo con el futuro empresarial de los emprendedores, autónomos y la economía social en la región, y ha sostenido que no todo tiene que ver con la crisis económica.

Por eso, ha puesto sobre la mesa varias propuestas para mejorar la situación de estas personas. En primer lugar, ha abogado por homogeneizar toda la legislación en todos los municipios de la Comunidad para "facilitar la puesta en marcha de negocios". A

demás, ha apostado por que en el plazo de 30 días toda persona con iniciativa para poner en marcha un nuevo establecimiento sepa si tiene la licencia de apertura concedida o le digan lo que tiene que hacer. "Hay que abaratar la puesta en marcha de las empresas", ha denunciado el socialista, quien ha dicho que "se paga demasiado en tasas en concepto de peritaje". Por eso, se ha mostrado partidario del "mínimo coste o coste cero para la puesta en marcha" de negocios de autónomos o fórmulas de economía social en la Comunidad.

Otra pata en la que se ha fijado es que "no hay crédito bancario". A este respecto ha considerado que hacen falta "instrumentos para que llegue liquidez al mundo empresarial".

"BARRERAS, PEREZA Y POLITICA FISCAL"

En este mismo sentido, el portavoz económico del PSM, Antonio Miguel Carmona, ha señalado que los tres problemas de estos emprendedores vienen de las "barreas del Ayuntamiento de Madrid, la "pereza de la Comunidad" y la política fiscal del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Tras destacar que en Madrid hay 20.000 autónomos o empresas de la economía social menos que en 2008, el socialista ha denunciado "las barreras para instalarse en Madrid" del Consistorio de la Villa. Y es que, ha indicado que no se han concedido las ayudas que se prometieron y ha denunciado las "listas de espera" para poder montar un negocio. Por eso, ha avanzado que si gobiernan, los socialistas solventarán el problema en "menos de seis meses".

En cuanto a la Comunidad ha dicho que el resultado de las ayudas prometidas por valor de un millón de euros ha sido "cero" y del Gobierno central, ha señalado que "limita la creación de empresas" en la región. Por eso, ha asegurado que ellos, si gobiernan, harán un plan regional y uno "urgente" para el Ayuntamiento de Madrid. El regional, ha detallado, estará dotado con 100 millones de euros y tendrá como fin agilizar las licencias y subvenciones a las empresas.

En su intervención, el secretario general del PSM Tomás Gómez ha insistido en la necesidad de dar ayudas económicas, ya que, según ha asegurado, en 2009 se prometieron ayudas que estos emprendedores y autónomos "no han recibido". En este punto, ha denunciado que la Comunidad de Madrid "recibe dinero del Ministerio y después no termina llegando al bolsillo de los emprendedores, autónomos y la economía social".

NO ENTRA "DINERO A RAUDALES"

Por su parte, el secretario general de UPTA, Sebastián Reina, ha reclamado una ley de emprendedores y del trabajo autónomo, así como un plan integral de apoyo a los autónomos y a las empresas de la economía social, ya que la Comunidad toma "medidas diseminadas" que llegan "demasiado tarde".

A su juicio, hace falta planificar y programar, ya que hay "exceso de burocracia, de costes de la burocracia y falta de financiación y de asistencia técnica". Además, ha abogado por formación permanente para que los autónomos puedan consolidar sus proyectos.

Preguntado por los costes de la puesta en marcha de una pequeña sociedad, ha dicho que puede rondar los 1.000-3.000 euros, y ha defendido el "impuesto cero en los dos primeros años de actividad" de estas personas.

Además, se ha referido a las palabras del banquero Emilio Botín sobre la entrada de dinero en España, y ha asegurado que los autónomos no ven "el dinero a raudales". Ha señalado que las declaraciones "no son las más oportunas ni acertadas en este momento", ya que puede ser cierto que se estén recuperando determinadas capas de inversión" pero es una "parte concreta de la economía" y además, "hay que ver si se consolida".

"Si entran recursos financieros en nuestro país y no llega a la economía real algo está fallando y es el distribuidor de crédito que es la banca", ha destacado y ha afirmado que lo primero que debería plantearse es "cómo se está distribuyendo esos recursos a los consumidores finales del crédito" que son ellos.

PLAN PARA CONSOLIDAR EL TRABAJO AUTONOMO

La presidenta de ATA Madrid, Elena Melgar, ha defendido que los autónomos son "la fuente de economía y trabajo para salir de la situación" de crisis, y ha sostenido que si no se apoya a este colectivo, poco se va a hacer. En este punto, ha precisado que no deben tomarse medidas momentáneas, sino llevarse a cabo un plan de ayuda a los emprendedores que ayude a consolidar el trabajo autónomo en la región. Además, ha reclamado "acabar con la morosidad pública y privada" y ha defendido que " es necesario que se cumpla la ley de morosidad".

Carlos Frías, de FECOMA, ha criticado la ruptura de los "espacios de concertación y diálogo" como el Consejo de la Economía Social o del Cooperativismo. A su juico, desde esa ruptura, "las ayudas han perdido intensidad y los fondos propios de la Comunidad se han perdido". "Reivindicamos que se reconduzca ese diálogo, esa concertación y se planifique con organismos que conocemos la realidad de nuestros sectores", ha reclamado.

Por último, el gerente de la Asociación de Sociedades laborales de Madrid, Julián Menéndez, ha destacado la "necesidad de reconocimiento institucional" para poder "desarrollar medidas contando con el sector". Al igual que otros compañeros, ha pedido un plan regional "donde de forma consensuada con el sector", se consiga plantear medias "de forma conexa, sensata" y con la forma presupuestaria adecuada.