Gómez: "Por cada empleo en grandes superficies se pierden cuatro"

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Gran Vía, Florencio Delgado, ha pronosticado hoy que la liberalización de horarios en la Comunidad de Madrid provocará la pérdida de 20.000 puestos de trabajo, frente a las expectativas del gobierno regional de crear 20.500 empleos.

Delgado ha señalado hoy tras una reunión de dirigentes de esta asociación con el secretario regional del PSM, Tomás Gómez, que con la liberalización de horarios, que ha considerado innecesaria y exagerada, "se perderán del orden de 20.000 puestos de trabajo", cuando "el señor consejero dijo que se iban a ganar 20.500".

Ha insistido el responsable de esta asociación que los establecimientos de menos de 300 metros cuadrados han tenido libertad total de horarios en España desde el año 1992, por lo que si el comercio no ha aprovechado esta situación "es porque o no puede o no quiere".

Además, ha señalado que su asociación entiende la apertura en festivos y domingos en zonas turísticas de Madrid para ofrecer servicio a los foráneos, pero no la "liberalización total" de horarios, y ha puesto como ejemplo el País Vasco, donde no hay apertura de comercios en festivos.

"Pensamos que existen horas suficientes para poder comprar", ha recalcado.

Por otra parte, ha apuntado que frente a la media de España, con 12,9 comercios por cada mil habitantes, en Madrid esta ratio se queda en 10,6, cuando algunas comunidades incluso alcanzan la media de 15 establecimientos por cada mil ciudadanos.

Delgado también ha criticado las últimas medidas del Gobierno central, ya que "lo único que ha conseguido es que los ciudadanos tengan menos dinero en el bolso", y ha avanzado que el aumento del IVA en septiembre "va a ser determinante para que el comercio acabe de pasarlas más canutas" y supondrá "otra sangría".

Tras la reunión con Delgado y el vicepresidente de la asociación, Amando Veiga, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha asegurado que la Comunidad de Madrid "se ha equivocado en su política comercial", que es "diferente al resto de las comunidades" y ha tenido "consecuencias más negativas que en otras comunidades autónomas".

Ha puesto como ejemplo de estas medidas la "política mixta" de "crecimiento de grandes superficies" y "liberalización de horarios", que ha tenido como efecto la caída del pequeño comercio y ha situado a Madrid como la "región de España que tiene menos comercios por cada mil habitantes", lo que provoca que "en Madrid somos menos libres para elegir".

Gómez ha señalado la importancia del sector minorista, ya que "es el que genera empleo en Madrid", con 200.000 puestos de trabajo en 70.000 pequeños establecimientos, frente a las grandes superficies, con menos de 25.000 empleados.

El secretario general del PSM ha argumentado que "por cada empleo en grandes superficies se pierden cuatro" en pequeños comercios en la Comunidad, donde se cierran "todos los años" 5.000 tiendas, una caída del 6-7 % anual.

Ante esta situación, ha mostrado su apoyo en la oposición a la liberalización de horarios o la subida del IVA, que ha interpretado como "la puntilla para el comercio y el consumo".

Por último, Amando Veiga, vicepresidente de la asociación, ha defendido a los pequeños establecimientos por su gran nivel de empleo y el "trato familiar personalizado" que ofrecen a sus clientes.

Ha considerado que la libertad de horarios "genera indefensión" a los pequeños empresarios, ya que no tienen suficiente "capacidad de contratación ni de rotación", y ha anticipado que la subida del IVA va a afectar "de forma muy importante" tanto a las empresas como a los consumidores.

Para Veiga, "da lo mismo" que absorba el incremento del IVA la empresa o el consumidor, ya que en ambos casos los comercios se verán perjudicados, bien directamente, si asumiesen el alza los establecimientos, o indirectamente, por la caída del consumo, en el caso de que la carga fiscal recayese en los clientes.