El Gobierno se plantea tomar la temperatura a los pasajeros en Barajas

En Barajas se vivieron horas de infarto: la alerta por un posible caso de ébola extendió el miedo por el aeropuerto. Pero, ¿cuál es el riesgo real de contagio al viajar con un enfermo de ébola en avión?

CÓMO FUNCIONA EL PROTOCOLO SOBRE ÉBOLA PARA LOS AVIONES

El protocolo de actuación ante un caso sospechoso de ébola en un avión, como el ocurrido hoy en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, da prioridad a la vigilancia de la tripulación y los viajeros que hayan tenido "un contacto directo corporal" con dicha persona.

Así se recoge en el 'Protocolo de Actuación frente a casos sospechosos de enfermedad por virus ébola (EVE)', aprobado la pasada semana en la Comisión de Salud Pública y en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y revisado por el Comité Científico Especial creado para la gestión de esta crisis sanitaria.

Una situación de este tipo se ha vivido hoy en el caso del pasajero procedente de Lagos (Nigeria) que presentaba fiebre a su llegada a Barajas en un vuelo de Air France, procedente de París, y que aterrizó en Madrid a las 11.30.

En el citado vuelo viajaban 163 personas: 156 pasajeros, dos pilotos y cinco tripulantes de cabina. Antes de abandonar la nave, los pasajeros han rellenado un formulario con su edad, el asiento que ocupaban, su teléfono, el lugar al que habían viajado y si notaban algún síntoma.

También han recibido un díptico con información sobre qué es y cómo se transmite el ébola y les han dicho que, ante cualquier síntoma, llamen al 112. El protocolo, que lleva fecha de 13 de octubre pero que señala que "está en revisión permanente en función de la evolución" de la situación, afirma que se procederá a identificar a las siguientes personas que han compartido vuelo con un caso sospechoso:

- Viajeros o tripulación que haya tenido un contacto directo corporal con el caso.

- Viajeros sentados en un radio de +1/-1 asiento (en todas direcciones).

- Si estaba sentado en el asiento del pasillo, se identificará a los 3 pasajeros sentados al otro lado del pasillo, en la misma fila y en la de delante y atrás.

- La tripulación que haya atendido el área donde estaba sentado el caso índice.

- El personal de limpieza encargado de esta tarea en el área donde estaba sentado el caso, si dichas tareas fueron realizadas sin el equipo de protección individual adecuado.

AIR FRANCE TRAJO UN EQUIPO DE FRANCIA PARA DESINFECTAR EL AVIÓN INMOVILIZADO

Air France procedió durante la noche pasada, del 16 al 17 de octubre, a desinfectar el avión, un Airbus A321, inmovilizado ayer en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas por la sospecha de que uno de los pasajeros pudiera presentar síntomas de ébola.

Tras la desinfección del aparato por un equipo de la compañía traído desde Francia, el avión despegó rumbo al aeropuerto parisino de Charles de Gaulle, sin pasajeros a bordo, para continuar con su programa de vuelos, según fuentes de Air France.

En virtud del principio de precaución y conforme al protocolo validado por las autoridades sanitarias francesas e internacionales, la aerolínea procedió a desinfectar el aparato unas horas después del desembarque de los pasajeros. A bordo del vuelo AF1300 iban 163 personas, de las que 156 eran pasajeros, dos pilotos y cinco tripulantes de cabina.

Durante la mañana de ayer, se activó el protocolo de emergencia sanitaria en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, después de que la tripulación del vuelo AF130 informara a las autoridades sanitarias españolas de que uno de sus pasajeros había sufrido temblores durante el trayecto. Hoy viernes, las autoridades sanitarias españolas han anunciado que se descarta totalmente el ébola en el caso de este pasajero de Air France.