El Gobierno no cambiará la ley de manifestación tras la sugerencia de Cifuentes

El Ministerio del Interior no se plantea modificar la ley que regula el derecho de manifestación, después de que la propuesta hecha por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, para que se abra un debate en este sentido haya cosechado opiniones a favor y en contra.

Cifuentes abogó ayer por "modular" la ley orgánica que regula ese derecho, aunque hoy ha aclarado que lo que pretende es "abrir un debate" sobre este asunto, pero no con la intención de que se restrinja el derecho de reunión o de manifestación.

"No he hecho ni me corresponde a mí hacer ninguna propuesta en ese sentido porque yo no soy legisladora", pero "es bueno abrir este debate" sobre la regulación de las manifestaciones, ha subrayado tras asistir a un desayuno informativo.

Fuentes del departamento que encabeza Jorge Fernández Díaz han asegurado hoy que el Ministerio no tiene sobre la mesa un cambio de esa ley ni se lo ha planteado, y han rechazado hacer más comentarios sobre la propuesta de Cifuentes.

Estas mismas fuentes se han limitado a señalar que la reforma del Código Penal ya prevé endurecer las sanciones contra los que muestren actitudes violentas en las manifestaciones, pero que en ningún momento se prevé algo sobre la convocatoria de las mismas.

Ante la propuesta de Cifuentes, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha considerado que hay "caminos a explorar" para intentar frenar el "abuso" en el derecho de manifestación, que es lo que, a su juicio, ha propuesto la delegada del Gobierno en Madrid.

Hernando ha señalado que Cifuentes quiere "limitar el derecho al abuso", teniendo en cuenta que en lo que va de año se han celebrado en Madrid unas 2.700 manifestaciones, "y eso incide en los derechos del resto de ciudadanos", por ejemplo en el de libre circulación.

CIFUENTES NO PLANTEA UN MODELO, SINO "DEBATIR"

En este sentido, ha explicado que lo que ha planteado es la oportunidad de abrir un debate. "A mi me parece que debatir las cuestiones es bueno en una sociedad democrática. No sé qué miedo tienen algunos a poder hablar libremente de cualquier tema", ha apostillado. Asimismo, ha reiterado que no ha planteado reformar la Constitución ni restringir ningún derecho.

"Yo lo único que planteo es que se pueda debatir sobre la posibilidad de modular, sobre la posibilidad de racionalizar el uso del espacio público, que es una petición que por otra parte realizan de manera reiterada vecinos comerciantes y demás", ha reiterado. "Insisto, de ninguna de las maneras se trata de plantear ni una reforma de la Constitución ni, por supuesto, de restringir ningún derecho", ha agregado. "Yo creo profundamente en los derechos constitucionales", ha aseverado, antes de apuntar que el derecho de manifestación "es un derecho Constitucional que hay que proteger, pero creo que eso no es incompatible con la racionalidad de su utilización y, sobre todo, con la racionalidad en el uso de los espacios públicos".

En este sentido, ha señalado que los espacios públicos tienen que poder ser utilizados por todos los ciudadanos y ha añadido que "el derecho de unos pocos es perfectamente compatible con los derechos de la colectividad".

Preguntada sobre de qué manera se podría "modular" el derecho de manifestación, Cifuentes precisaba que "no he entrado a valorar qué reforma habría que hacer porque entiendo que es un tema complicado", ha indicado. Igualmente, ha señalado que no le corresponde hacer ninguna propuesta en este sentido porque no es legisladora. "Yo simplemente he planteado la importancia de debatir sobre un tema que preocupa a una gran parte de la sociedad en un sentido y en otro", ha agregado. "En primer lugar", ha señalado, para realizar una reforma "hay que velar por que no se produzca ninguna restricción de derechos".

IGNACIO GONZÁLEZ LO CONSIDERA "RAZONABLE"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado este miércoles que es "razonable" la propuesta de la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, de modular la ley que ampara el derecho de reunión teniendo en cuenta el "colapso" que está sufriendo la ciudad últimamente con las manifestaciones y los problemas de movilidad para los ciudadanos.

En una entrevista en la Cadena Ser, el dirigente madrileño ha explicado que Cifuentes no ha dicho que se "restrinja" el ejercicio del derecho de reunión, que, por otro lado, es "un derecho que está recogido claramente en el ordenamiento jurídico". Según González, Cifuentes ha contemplado que haya "posibilidades de ordenar el ejercicio" del derecho de reunión "de manera que se adecue también a la posibilidad de acoger en una ciudad como Madrid tanto volumen de manifestaciones y concentraciones", teniendo en cuenta que en menos de un año se han registrado 1.200 movilizaciones en este sentido.

"Lo que tiene razón la delegada de Gobierno es que no se puede estar permanentemente colapsando toda la ciudad porque hay que respetar el derecho de manifestación pero también el derecho de los demás ciudadanos a moverse y poder circular por la ciudad", ha sostenido González.

Por eso, ha insistido en que Cifuentes lo que ha pedido es que se pueda administrar esas peticiones "de una manera racional para que no se produzca un colapso permanente en el centro de la ciudad". Para González, "es algo bastante razonable". "Cualquier ciudadano sabe lo que está pasando y que prácticamente todos los días hay muchas movilizaciones en el centro dificultando la movilidad de los demás... no tiene mucho sentido", ha concluido.

GÓMEZ BÉNITEZ: MODULAR LA LEY DE MANIFESTACIÓN ES "PROPIO DE REGÍMENES AUTORITARIOS Y DICTATORIALES"

Por su parte, el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) José Manuel Gómez Benítez ha asegurado este miércoles que la propuesta de la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, de modular la Ley de manifestación es "propio de regímenes autoritarios y dictatoriales". En declaraciones a la Cadena Ser, Gómez Benítez consideraba que es "bastante posible" que Cifuentes se haya situado "fuera del marco constitucional".

"Lo que le molesta al parecer a Cifuentes es el número, la constancia y la permanencia de las manifestaciones, pero eso se produce porque cada vez hay más ciudadanos que no confían en que las personas a las que han elegido o que se encuentran en la oposición defiendan sus intereses y en consecuencia buscan una vía directa de manifestar su crítica", ha subrayado.

Desde su punto de vista, el poder manifestarse es "un contrapeso fundamental en cualquier democracia frente a los excesos o arbitrariedades del poder". El vocal entiende que lo que se pretende con esta propuesta es "limitar ese ejercicio de derecho de los ciudadanos", por lo que considera que la reacción de la delegada del Gobierno en Madrid es "típica de regímenes autoritarios y dictatoriales, no de un estado democrático".

Gómez Benítez ha recordado que la Ley prevé que hay formas de modular los itinerarios de las marchas "cuando puedan existir intereses públicos contrapuestos o peligros para las instituciones, los bienes y las personas". "Pero más allá de lo que dice la Ley, que es bastante razonable, el derecho de manifestación se debe de producir allí donde es visible. No es razonable excluir el centro de la ciudad de las manifestaciones. Lo que hay que preocuparse es de las causas por las que hay tantas manifestaciones", ha zanjado.

En otro orden de cosas, el vocal se ha referido a la investigación abierta por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz sobre los antecedentes de la convocatoria de manifestación del 25S frente al Congreso y ha precisado que estos trámites son normales si el magistrado intuye que puede estar en "vías de delito". Finalmente, ha apuntado que en este caso se está haciendo "una investigación normal que se le exige a un juez de instrucción cuando existe apariencia de que se ha podido producir un hecho delictivo".

TORRES-DULCE: EL DERECHO DE MANIFESTACIÓN NO PUEDE SER EXCUSA PARA DESLEGITIMAR EL PARLAMENTO

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha defendido que el derecho de manifestación está protegido en la Constitución pero ha precisado que ello no significa "otorgar carta de naturaleza" a la explotación de un legítimo malestar social como un medio para "deslegitimar en bloque" la forma de Estado, las Cámaras legislativas o a los propios parlamentarios, con un "frecuente gravísimo quebranto de la convivencia democrática".

Torres-Dulce, ha afirmado que los poderes públicos si lo consideran "necesario" pueden regular aunque sólo "administrativamente" el derecho de manifestación porque la restricción "excesiva" de los derechos fundamentales puede complicar la convivencia democrática.

El máximo representante del Ministerio Público ha destacado que su departamento confiere una especial sensibilidad a la protección del derecho de manifestación y al de libertad expresión. Sin embargo, Torres-Dulce ha advertido de las "imposibles consecuencias" de la utilización del descontento social como una forma de "deslegitimación en bloque de la forma de Estado, las Cámaras o sus titulares.".

Además, ha calificado la Constitución como un marco "ejemplar" de convivencia. Aunque en ocasiones ha podido defraudar las "altas expectativas" puestas en ella, ha subrayado que la solución de los problemas estructurales debe venir por el camino del diálogo y el análisis conjunto pero no por la "senda de la confrontación y la airada demolición del edificio constitucional".

EL PSOE RECHAZA REFORMAR EL DERECHO DE MANIFESTACIàN Y DENUNCIA EL "TIC AUTORITARIO" DEL PP

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, aseguró en rueda de prensa que su formación se opondrá a cualquier modificción" del derecho de manifestación que quiera acometer el PP con un claro "tic autoritario". Los socialistas se manifiestan "absolutamente en contra" de la propuesta apuntada por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. El propio secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido en un comentario personal publicado en 'Twitter' que los socialistas no van a "tolerar más recortes de derechos".

Soraya Rodríguez insiste en que esa reforma normativa es "absolutamente contraproducente" y refleja "un tic autoritario y antidemocrático" en el PP, que está demostrando que "le molesta que los ciudadanos estén en la calle". Sin embargo, denunció, cuando los populares estaban en la oposición "no sólo no les molestaban, sino que convocaban manifestaciones".

La portavoz socialista insistió en que esta "respuesta autoritaria es preocupmentemente antidemocrática" y afecta directamente al sistema de derechos y libertades de los ciudadanos.

Rodríguez tras anunciar una "actitud claramente frontal para impedir cualquier modificación" de la ley, al portavoz socialista anunció que el PSOE apoyará la manifestación del próximo domingo, día 7, contra los Presupuestos Generales del Estado. "Comprendemos las razones de los ciudadanos y las compartimos y por eso estaremos en la calle apoyando". La delegación del PSOE en esa protesta estará encabezada por el secretario de Organización, Oscar López.