El Gobierno de Madrid califica de normal el inicio del curso en la ESO

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha afirmado que el curso ha comenzado hoy con normalidad "absoluta" en los institutos de Madrid, "a pesar" del "partidismo intolerable" del Ministro de Educación, Ángel Gabilondo" que "ha llamado a la huelga y ha apoyado a sindicalistas y a los huelguistas"."A mí me parece que un señor ministro del Gobierno de nación de ninguna manera puede alentar huelgas contra comunidades del PP porque eso es partidismo intolerable y por ello exijo la dimisión inmediata del señor Gabilondo", ha recalcado la presidenta.

En cuanto a las protestas que han tenido lugar hoy en el Instituto San Mateo de Madrid, con motivo del comienzo de clases de los alumnos del Bachillerato de Excelencia, la presidenta ha dicho que "no le sorprende" de quienes "están en contra de la excelencia y de la exigencia" en la enseñanza, como ha dicho que sucede "con los socialistas, que han hundido la Educación en España". En cuanto a la posibilidad de que hubiera profesores obligados a impartir asignaturas que no sean las suyas a raíz de la reestructuración horaria en al ESO, Aguirre ha dicho que se trata de "una nueva mentira, falsedad e infundio".

En este sentido, ha afirmado rotunda que si en algún centro público de Secundaria de la Comunidad "alguien da una materia que no es afín a su especialidad, irá la inspección y se le caerá el pelo, a ese instituto y a ese profesor".

Aguirre ha dicho que su Gobierno es "consciente" de que está pidiendo "un esfuerzo suplementario" a los profesores, de los que ha destacado que son "servidores públicos", aunque ha añadido que "España está en una situación de auténtica gravedad con 5 millones de parados y problemas de déficit". "Sabemos que todos nos tenemos que apretar el cinturón", ha advertido la presidenta, que ha puesto el acento asimismo en que "ni en Educación ni en Sanidad se ha hecho ningún recorte". "El dinero que se pueda ahorrar con las 20 horas lectivas, se destinará a más colegios bilingües, más institutos bilingües, más becas, etc.", ha concluido.

400.000 ALUMNOS

El curso escolar comenzó este miércoles para más de 400.000 estudiantes de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional coincidiendo con las movilizaciones que los sindicatos educativos han convocado para protestar contra los recortes que, en su opinión, provocan las instrucciones dictadas por la Consejería de Educación para este año. En total, son 237.822 estudiantes de Secundaria, 102.486 de Bachillerato y 65.144 de Formación Profesional. Todos ellos llegan a las aulas después de varias semanas en las que se temía por el comienzo de curso debido a que los sindicatos habían anunciado una huelga para el mismo día en que se iniciaban las clases.

Finalmente, esta propuesta no ha prosperado pero la "normalidad en las aulas no está garantizada", en palabras de los propios sindicatos pues a cambio de un paro general, se celebrará un día de "lucha" con puertas abiertas en los centros, celebración de asambleas, entrega de escritos informativos a las familias, colgada de pancartas, y camisetas verdes por la escuela pública, entre otras iniciativas.

A esta movilización se le suma una manifestación convocada a las 18.30 horas bajo el lema 'La educación no es un gasto, es inversión. No a los recortes', que partirá desde la Plaza de Neptuno hasta la boca de Metro de Sevilla a favor de la Enseñanza Pública y en contra de los recortes. La manifestación está convocada por CC.OO., ANPE, CSI-F y FETE-UGT, que exigen a la Consejería que dirige Lucía Figar que rectifique. "Las organizaciones sindicales rechazamos las declaraciones de los responsables del Gobierno regional que han tratado de desprestigiar, desautorizar y deslegitimar socialmente al profesorado y a sus representantes", han indicado.

Más allá de las movilizaciones, una de las novedades que presenta este curso es la modalidad del Bachillerato de Excelencia, que se impartirá en el IES San Mateo de manera pionera, con cinco grupos (cuatro de Ciencias y uno de Humanidades) en los que estudiarán más de un centenar de alumnos. También con el comienzo de las clases seguirá su expansión con el envío de dos pizarras digitales a cada instituto madrileño, dentro de un programa que comenzó el curso pasado con la instalación de esta tecnología en cien de estos centros educativos.