Getafe amplía a 250 metros la distancia entre casas de apuestas y centros de enseñanza

Los madrileños apoyan aumentar las medidas para la regulación de las casas de apuestas
En Madrid, las casas de apuestas deben estar a una distancia mínima de 100 metros de los colegios o institutos

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado definitivamente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Getafe (PGOU) para establecer una distancia mínima de 250 metros entre los locales de juegos recreativos y de azar, y los centros de enseñanza, parques y zonas verdes estanciales, centros cívicos o gimnasios, según ha publicado este lunes el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

La modificación del PGOU se había aprobado primero en el Pleno de Getafe el pasado mes de octubre con el voto a favor de todos los grupos municipales a excepción de Vox, que se abstuvo, después de que el Ayuntamiento recibió semanas antes la evaluación de impacto ambiental de la Comunidad de Madrid.

Según este informe, "no se observan riesgos para el medio ambiente, ni valores o vulnerabilidad del terreno objeto del planeamiento urbanístico" pues no presenta características naturales especiales por tratarse de suelo urbano o urbanizable.

También se señala que la modificación consiste en añadir nuevas condiciones a las ya existentes para la implantación del uso de locales de juegos recreativos y de azar, modificando para ello un artículo de las normas urbanísticas, por lo que "no se aprecia que la modificación pueda suponer efectos significativos sobre el medio ambiente".

En el documento se indica que el Ayuntamiento "deberá velar por que se adopten todas las medidas adecuadas de prevención de la contaminación acústica, no se supere ningún valor límite aplicable y, en todo caso, se apliquen medidas correctoras específicas dirigidas a que mejore la calidad acústica".

La modificación puntual del PGOU también establece que los locales deberán estar claramente identificados, no pudiendo mostrar su actividad en la vía pública ni hacer publicidad de ella, quedando prohibido cualquier reclamo publicitario como escaparates, carteles, anuncios o proyecciones audiovisuales.

Nueva normativa autonómica, más cerca

La actual normativa en la Comunidad de Madrid fija en 100 metros la distancia mínima entre estos locales y los centros de enseñanza. El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, afirmó que el ejecutivo regional está estudiando una ampliación de esta distancia que vería la luz en forma de decreto antes del verano.