Getafe destina un inmueble para las familias más necesitadas

El alcalde de Getafe, Juan Soler (PP), ha entregado hoy las llaves a 17 familias adjudicatarias de las 45 viviendas de la avenida de las Ciudades, destinadas a personas en situación de desahucio o emergencia social, y ha asegurado que las 20 restantes serán ocupadas "en breve".

Soler ha reconocido que ha costado "una barbaridad" y "muchísimas negociaciones" poder entregar estos pisos, que llevaban bloqueados desde 2008 por la falta de acuerdo entre el Ayuntamiento getafense y el Ivima por el impago de unas cantidades a la constructora respecto a 230 plazas de aparcamiento subterráneo.

Tras años sin entendimiento entre el Gobierno socialista de Getafe y el Instituto de la Vivienda Madrileño (Ivima), el año pasado Soler firmó un acuerdo con el Ivima para recuperar la gestión de estos pisos y dedicarlos a emergencia social.

"Éste es un ejemplo clarísimo de cómo se puede beneficiar al ciudadano cuando dos administraciones se ponen de acuerdo. Y poder dar las llaves a muchas personas que hace poco vivían en la calle o malvivían, es algo que a cualquier cargo público con un mínimo de sensibilidad le afecta y le emociona. Ver sus caras de felicidad es una maravilla", ha destacado.

INICIATIVA PIONERA

Según el Consistorio, Getafe es el primer municipio de la región en destinar un bloque entero de viviendas a este fin, lo que lo "consolida", añade, "como referente en su apuesta por las políticas sociales y en apoyo a las personas que más lo necesitan".

La adjudicación se ha realizado con base en la Ordenanza Reguladora del Procedimiento de Adjudicación de Viviendas municipales para emergencia social, por la que el alojamiento tendrá un carácter temporal, que permita su rotación, con un contrato inicial de un año prorrogable a un máximo de cuatro.

De las 45 viviendas, el alquiler de cuatro de ellas será absolutamente gratuito, 15 tendrán un canon inferior a los 81 euros, y el resto varía según las valoraciones realizadas, pero en todo caso ninguno supera los 220 euros ni el 30 por ciento de los ingresos de la unidad familiar.