Garrido va a "intentar cumplir" el pacto de investidura de Cs con Cifuentes

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha abogado por "ir paso a paso" y no ha querido adelantar el día en el que se celebrará su toma de investidura ni las remodelaciones que hará en el Ejecutivo si bien ya se sabe que el pleno de investidura será los días 17 y 18 de mayo.

De esta manera, se ha limitado a repetir que será otra persona la que ocupe la Consejería de Presidencia y Justicia, de la que él ha estado al frente en esta Legislatura, así como que hay "muchísimas personas capaces de ser consejeros y presidentes" dentro del PP por lo que tendrá facilidad para elegirlos. "Ya habrá tiempo de la remodelación, si la tiene que haber, o en otros asuntos. A mí me gustar en cada momento a lo que hay que estar y hoy toca Gobierno en funciones", ha sostenido.

PACTO DE INVESTIDURA

Garrido ha dicho que va a "intentar cumplir" el pacto de investidura que Ciudadanos firmó con Cristina Cifuentes tras las elecciones autonómicas de 2015, ya que los puntos que contienen le "siguen pareciendo bien". "Soy un hombre de palabra. Si en aquel momento me parecía bien, me siguen pareciendo bien y más allá de que el acuerdo se firmara con una persona o con otra voy a intentar cumplir los 76 puntos del acuerdo", ha dicho.

Garrido ha hecho estas declaraciones durante una visita a Meco en uno de los tramos de carretera en los que se han instalado barreras para incrementar la seguridad de los motociclistas. Ha sido el primer acto convocado después de que ayer fuera propuesto formalmente como candidato a presidir la región tras la dimisión de Cristina Cifuentes en la sesión de investidura que tendrá lugar los días 17 y 18 de mayo en el Parlamento regional.

Garrido ha recordado que el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha dicho que el pacto de investidura "se había roto porque no estaba la persona que lo firmó", en referencia a Cifuentes, pero que aún así "le gustaría que se cumplieran los puntos del acuerdo". "Los 76 puntos que firmaron creo que eran buenos para Madrid y si creí en aquel momento que eran buenos para Madrid voy a intentar cumplirlos", ha insistido.

Por otro lado, ha asegurado que si acaba siendo investido presidente para asumir las riendas de la Comunidad de Madrid hasta las próximas elecciones autonómicas, en 2019, "va a continuar con los grandes proyectos que se marcaron desde el inicio de la legislatura".

Entre estos proyectos están la bajada de impuestos, la reforma de hospitales públicos como La Paz y la conexión del metro de Gran Vía con la estación de Cercanías en Sol mediante un pasillo peatonal bajo la calle Montera. "Todos esos grandes proyectos que son importantes y que son buenos para Madrid los vamos a seguir efectuando", ha recalcado.

El presidente en funciones ha explicado que han optado por la "continuidad" porque "lo que se ha hecho hasta la fecha en la Comunidad de Madrid en estos tres años de Gobierno ha sido muy positivo para la sociedad".

Con todo, ha reconocido que tienen que "recuperar la confianza de personas que en estos momentos la puedan haber perdido por diferentes sucesos", algo que se ha comprometido a hacer "trabajando y dando un ejemplo de buena gestión". "El PP gestiona bien, va a seguir gestionando bien y estoy convencido de que recuperaremos muy buena parte de ese voto que entiendo que pueda estar en parte decepcionado", ha añadido.

Preguntado sobre cómo afronta el pleno de investidura de la próxima semana, ha respondido que procura vivir las cosas "con tranquilidad", con "prudencia" y sin "adelantar pasos". "Estamos donde estamos, en un gobierno en funciones", ha señalado.

No ha adelantado cuándo podrá ser su toma de posesión como presidente y la del Gobierno, donde ha reiterado que el cambio que se acometerá con seguridad será al frente de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía de Gobierno, que sigue ejerciendo en funciones.