Garrido cree que el PP tiene personas muy válidas, "mucho mejores" que él, para 2019

Angel Garrido ha descartado ser el aspirante del PP en las elecciones autonómicas de 2019 y ha reiterado que lo que le toca es trabajar desde el Gobierno regional "para completar el proyecto" y desde el partido "para recuperar a muchos militantes, que no se encuentran en su mejor momento".

En una entrevista concedida a la Cadena Cope tras ser nombrado candidato del PP a la Presidencia regional hasta los comicios del próximo año, Garrido ha resaltado que ese es su futuro más inmediato y ha sostenido que el lejano, en política, "es muy difícil de calibrar, de valorar, o de pensar en él".

El también consejero de Presidencia y Justicia en funciones ha sostenido, además, que al PP le queda un año para recobrar la ilusión y la confianza de muchas personas que les votaron en 2015. Y, en cuanto a las encuestas, Garrido cree que "cada momento es distinto" y éstas responden a un "estado coyuntural" pero que, pese a ello y a lo que ha pasado en el último mes con la salida de la expresidenta Cristina Cifuentes, no son "tan desastrosas".

CREE QUE EL PP TIENE PERSONAS MUY VÁLIDAS, "MUCHO MEJORES" QUE ÉL PARA EL 2019

El presidente de la Comunidad de Madrid y candidato del PP a la misma, Ángel Garrido, ha sostenido este martes que el PP tiene personas muy válidas, "seguramente mucho mejores" que él, para encabezar la candidatura del partido en las elecciones de 2019. Garrido ha manifestado que "por fortuna" su formación es "un partido de proyecto", que va más allá de "personalismos". "Se me ocurren muchas personas, apostaré por cualquiera que decida el partido", ha dicho, para a continuación insistir en que él es "un disciplinado militante".

En cuanto a si él daría un paso al frente para encabezar el proyecto, el presidente en funciones ha sostenido que "no tiene ningún intención" de ello y que estará "detrás" de la persona que diga el partido "para ayudarle". "Lo voy a hacer desde hoy, incluso sin estar nombrado, porque sé que hay personas que están en la mente. Yo voy a trabajar para el partido y para todas esas personas", ha defendido, para a continuación incidir en que no tiene "más ambición" que trabajar para el partido.

"HE COMETIDO ERRORES"

El presidente en funciones, que será, como él mismo ha dicho, seguramente ratificado por la Asamblea de Madrid a finales de la próxima semana, no tiene miedo de que investiguen su pasado y es consciente de que le mirarán "con lupa". "Somos seres humanos y si cogieran los diez peores momentos de nuestra vida parecería que tenemos que estar internados en un psiquiátrico", ha apostillado.

Garrido ha reconocido que ha cometido errores, que ha dicho cosas que no le hubiera gustado decir y que habría otras que le hubiera gustado hacer de otra manera pero cree que es "consecuencia de ser una persona e ir mejorando". "Si alguien se dedica a mirar hasta si hice la confesión antes de la Comunión pues qué se le va a hacer", ha ironizado.

Al ser preguntado por si Cifuentes le habría dado algún consejo para la nueva etapa, Garrido, que ha defendido que la exdirigente es "una persona excepcional", ha dicho que sólo le ha recomendado que siga trabajando por Madrid y haciendo que los ciudadanos "vivan mejor cada día".

LA PRÓXIMA SEMANA

El presidente en funciones de la Comunidad y candidato del PP a la Presidencia, Ángel Garrido, ha confiado en conseguir los votos necesarios en la Asamblea (necesita los de los diputados de Cs) para ser investido en un pleno que ha calculado que se celebrará "a mediados o finales de la semana que viene".

En una entrevista en la Cadena Cope, Garrido ha apuntado estas fechas y, de hecho, ha lamentado que se perderá la final de la Europa League (que disputará su equipo, el Atlético de Madrid, el miércoles 16 de mayo) porque estará preparando precisamente el debate de investidura. "No voy a poder ir, y bien que lo siento, pero me temo que hay algo más importante: preparar esa sesión de investidura", ha dicho.

Garrido ha insistido en que su objetivo en los próximos meses es "completar el proyecto del PP para la Comunidad, que ha sido muy bueno, y trabajar desde el partido para recuperar a muchos militantes que no se encuentran en su mejor momento".

Un objetivo -el de recuperar la ilusión y la confianza de los votantes- que no ve imposible, porque aunque en las recientes encuestas publicadas el PP sufría un descenso considerable, los resultados "aún así no eran desastrosos", y eso que los sondeos se realizaron en plena crisis del máster de Cristina Cifuentes.

De hecho, se ha mostrado convencido de que en 2019 el PP puede no sólo igualar los resultados que cosechó en 2015, sino incluso mejorarlos. "Y eso se hace con una buena gestión y unos buenos resultados", ha añadido. Respecto a su propio pasado, Garrido ha afirmado que obviamente cualquier persona a lo largo de su vida cambiaría alguna de las cosas que ha hecho o no diría alguna de las cosas que ha dicho, pero se ha mostrado tranquilo. "Si alguien quiere mirar, que mire".