Garrido: "Acataremos la decisión de la dirección nacional del PP"

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Angel Garrido, ha comparecido hoy acompañado de todos los miebros del Ejecutivo regional, tras celebrar una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno tras la salida del Ejecutivo regional de Cristina Cifuentes. Garrido ha asegurado que "acataremos la decisión de la dirección nacional del PP" sobre la persona que deba suceder a Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid. Garrido ha asegurado que esta es una decisión que le corresponde estatutariamente a la dirección nacional del Partido Popular y él "como un disciplinado militante" acatará esa decisión.

"Lo importante es que se tome una decisión pensando en los intereses de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid y estoy convencido de que así será".

Garrido que ha puesto en valor los logros del Gobierno de Cifuentes en estos últimos tres años, ha asegurado que confía que la decisión del candidato popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid "se tome en el menor tiempo posible". "Nosotros vamos a seguir trabajando desde esta Institución porque para eso nos han elegido los madrileños y eso no va a cambiar, creánme, sea el que sea quien ocupe esta Institución".

Garrido ha evitado, en todo momento, dar un paso al frente pues cree que "ante los intereses del partido no caben las opiniones personales". "Formo parte del aparato de partido, siempre acataré las decisiones sin poner ni un pero", ha apostillado. El presidente en funciones ha confiado en que Génova tome la decisión "sin precipitarse" y sopesando "todo", pero sin agotar los plazos legales, sino "cuanto antes", porque "no sería bueno prolongar" la situación de interinidad.

Garrido, que ha confesado que ayer había hablado con Aguado, Ossorio y Gabilondo tras la dimisión de Cifuentes y que lo había intentado con Ruiz-Huerta, sin conseguirlo, aunque confiaba hacerlo hoy, se ha mostrado convencido de que Ciudadanos mantendrá su apoyo, sea quien sea el elegido.

"Me consta que Ciudadanos ha dicho que va a respetar la decisión que tome nuestra dirección nacional y que sea respaldado por el grupo parlamentario popular". "Sé que Ciudadanos quiere que siga en el Gobierno el PP, porque quieren que gobierne el partido que ha sido mayoritariamente respaldado por los votantes madileños".

Garrido ha agradecido a Cifuentes el trabajo realizado, su entrega y dedicación y ha confesado que "no me hubiera gustado estar hoy aquí, pero cumplo con mi obligación institucional y mi compromiso con los madrileños".

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno madrileño asumió ayer la Presidencia en funciones de la región tras la renuncia de Cifuentes al cargo.

La Ley de Gobierno y Administración de la Comunidad de Madrid señala en su artículo 17 que en los casos en que el presidente regional tenga que ser sustituido ocupará su lugar el vicepresidente, según su orden. Al no haber vicepresidentes actualmente en la Comunidad de Madrid, el turno le corresponde a los consejeros por un orden que recoge esta misma Ley en su artículo 19.2. Y el primero de ellos es el consejero de Presidencia, cargo que ocupa Garrido. Además, esta Ley indica que el presidente de la Comunidad de Madrid en funciones "no podrá ser sometido" a moción de censura ni a una cuestión de confianza.

Garrido reunió en la tarde de ayer a los miembros del Gobierno regional en una primera toma de contacto informal tras la salida de la dirigente madrileña. Fuentes del Ejecutivo autonómico han señalado a Europa Press que el encuentro ha sido "breve" y que tenía como objetivo informar de cómo se ha gestado la decisión de Cifuentes de abandonar y cuáles van a ser los siguientes pasos a seguir. Del mismo modo, han añadido que todos los consejeros han mostrado su disposición a seguir trabajando como venían haciendo hasta ahora a las órdenes de Cristina Cifuentes. Garrido estará en la Presidencia hasta que se celebre el Pleno de Investidura, con el candidato que más apoyo logre.

Cifuentes anunció su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid tras varias semanas envuelta en la polémica por su máster de la Universidad Rey Juan Carlos y después de que se publicara una información en la que se le atribuye un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

La salida de Cifuentes abre viejas heridas en el PP madrileño, que ahora tiene que buscar candidato alternativo. Los afines a la presidenta apuestan porque todo el control hasta las elecciones de 2019 recaiga en Garrido, mientras que en 'Génova' recuerdan que son ellos los que elegirán al candidato.