García Montero propone recuperar el "espacio público" de la Sanidad

Los candidatos del PSOE, UPyD, Podemos, Ciudadanos e IU a la Presidencia de la Comunidad de Madrid han participado en un debate de sanidad organizado por AMYTS en el que han compartido principios básicos como la defensa de una Sanidad pública, universal y eficiente, coincidiendo en la necesidad de despolitizar la gestión y colocar en el centro del nuevo modelo a los pacientes y a los profesionales sanitarios.

En el debate han estado todos los aspirantes a dirigir el Ejecutivo autonómico, excepto Cristina Cifuentes al no poder asistir por problemas de agenda. En sustitución, acudió a la cita el consejero madrileño y miembro de la lista de Cifuentes, Jesús Fermosel, pero finalmente no pudo intervenir al ser solo el debate para los cabezas de lista.

El candidato de IU, Luis García Montero, ha insistido en la idea de una defensa clara de la Sanidad pública con compromiso y prefiere hablar de trabajar por el cambio antes de plantear un pacto por la Sanidad. "No se trata de un problema de cuentas, sino de medidas políticas que han apostado por la desigualdad", ha dicho y ha criticado a continuación que la salud haya sido un negocio.

También ha destacado la importancia de la educación, ya que la mayor amenaza puede ser una reforma laboral. "Pensar en la formación de los médicos y en el futuro es una prioridad. Hace falta diálogo entre procesos de formación y el oficio para evitar situaciones de precariedad. Si en algo hay que dialogar es en la formación de las manos en las que nos vamos a poner", ha dicho.