Gallardón inaugura el ampliado intercambiador de Aluche

El renovado intercambiador de Aluche empezó a funcionar tras la visita del alcalde de Madrid a esta nueva infraestructura que concentra en un sólo punto las paradas de 26 líneas de autobuses urbamos e interurbanos, con 13 dársenas y un coste de 5,6 millones de euros. La aplicación de un novedoso método de ingeniería civil ha permitido su construcción sin tener que cortar la linea 5 de Metro.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha visitado este miércoles la finalización de las obras en el ampliado intercambiador de Aluche, en el distrito de Latina, que pasa de 4 a 13 dársenas e incluye hasta tres nuevas zonas de espera para que las cabeceras de línea no obstaculicen al resto de los autobuses.

Acompañado por el presidente de Metro y teniente de alcalde, Juan Bravo, y por los delegados de Movilidad y Obras, Pedro Calvo y Paz González, respectivamente, el primer edil ha destacado que la ampliación del intercambiador mejorará la movilidad en este punto neurálgico de la ciudad y se une a la remodelación de la plaza de Aluche, "más accesible, nueva y ordenada por lo que se refiere a las paradas de autobús y los flujos de peatones".

Las obras, completamente financiadas por las arcas municipales, han tenido un coste de 5,6 millones de euros. A destacar el paso de 4 a 13 dársenas mediante una nueva plataforma a la que los autobuses pueden acceder desde la entrada actual, también ampliada, en la calle Ocaña, así como salir por esta vía hasta la avenida de los Poblados.

Además, se han incluido otras tres nuevas zonas de espera para que las cabeceras de línea no obstaculicen al resto de los autobuses posibilitando la concentración en el nuevo intercambiador de los autobuses interurbanos, algunos de los cuales tenían su parada en el entorno de la plaza. "Esto mejora mucho la fluidez del tráfico en la zona, al despejar los tres carriles tanto de la de Ocaña como de la avenida de los Poblados", ha apuntado el alcalde.

ANILLO VERDE CICLISTA

Otra mejora aparejada es el ordenamiento del tráfico peatonal ya que las nuevas dársenas están perfectamente comunicadas con Metro y con Cercanías, por lo que ya no será preciso cruzar la plaza aumentando así la seguridad vial. En este sentido, la plaza de Aluche ha sido renovada con casi 2.000 metros cuadrados de aceras, a los que se unen otros mil más de calzada en la calle Ocaña.

En la operación también se han colocado 16 nuevos bancos, 20 luminarias, cuatro marquesinas y cinco postes de señalización de paradas, al tiempo que se plantaban 2.800 arbustos. Además, la intervención ha permitido reponer un tramo del Anillo Verde Ciclista que antes de las obras no tenía continuidad y que ahora cubre esa carencia con 170 metros que discurren por el interior del intercambiador.

Pero en lo que el alcalde Gallardón ha puesto de relieve especialmente, al igual que la delegada de Obras y Espacios Públicos, ha sido la aplicación de un novedoso método de ingeniería civil conocido como 'cajón hincado', utilizado por primera vez en Madrid bajo las vías del Metro y que permite construir la estructura fuera de su emplazamiento para después colocarla en él.

Este sistema ha permitido que el Metro no tuviera que cerrarse por obras. En concreto, Gallardón ha detallado que sin dicho método la línea 5 habría tenido que dejar de prestar servicio durante cuatro meses, como se recogía en el proyecto inicial. De este modo se ha construido un gran cajón de hormigón y acero de 6.000 toneladas con dos dársenas y otras tantas aceras, carriles de circulación y uno de estacionamiento, más el carril-bici.

Después, se ha ido empujando un metro y medio al día en horario nocturno hasta encajarlo en su sitio, "sin que los vecinos vieran alterada su calidad de vida, y con el Metro en funcionamiento", ha expuesto el regidor.

CAMBIO DE CABECERAS

Por otro lado, el alcalde ha querido recordar otra obra muy cerca del intercambiador, el soterramiento de la línea 5 de Metro entre Campamento y Empalme, en servicio desde el pasado día 28. Se trata de un trabajo financiado con presupuesto municipal y que ha permitido "aflorar 17.000 metros de espacios verdes cerrando una brecha abierta desde hace más de 50 años".

El primer edil ha puesto en valor el intercambiador de Aluche señalando que el año pasado las líneas de la EMT que pasan por él transportaron a más de 22 millones de viajeros. Coincidiendo con la puesta en marcha de la ampliación del intercambiador de transportes de Aluche se ha procedido a cambiar la cabeceras de las líneas 138 (Plaza de España-Aluche) y 155 (Aluche- Plaza Elíptica) de la EMT, trasladando sus terminales a las dársenas interiores de esta instalación.

En concreto, los autobuses de la línea 138, en sentido Aluche, continuarán, desde la calle de Valmojado, por Ocaña hasta el recién ampliado intercambiador, donde establecerán su nueva cabecera. Con este motivo queda suprimida la actual situada en la calle de Valmojado con la de Maqueda. En sentido plaza de España, la línea continuará, desde el intercambiador de Aluche, por Valmojado, a su ruta habitual. Asimismo, a partir del 1 de agosto, los horarios de las primeras y últimas salidas de la línea 138 se modifican y pasarán a ser desde plaza de España a las 6.30 y 23.30 horas, y desde Aluche a las 6.00 y 23 horas.

Por otro lado, se suprime la actual cabecera de la línea 155. En sentido plaza Elíptica, los autobuses, desde el intercambiador de Aluche, continuarán por las avenidas de los Poblados y General Fanjul, a su ruta habitual. Se crea una nueva parada en la avenida de la Princesa Juana de Austria con la avenida de los Poblados. La línea 155 mantiene los actuales horarios de primera y última salida. El resto de las cabeceras y paradas de paso de líneas de la EMT en Aluche (17, 31, 117, 121, 131, 139 y H) no experimentan cambios.