Gallardón se compromete a extender la teleasistencia al 100% de los mayores de 80 años

Gallardón se compromete a extender la teleasistencia al 100% de los mayores de 80 años

El alcalde de Madrid y candidato 'popular' a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha comprometido este martes a extender el servicio de teleasistencia al cien por ciento de los mayores de 80 años de la capital si gana las elecciones del próximo 22 de mayo, según ha asegurado en un acto sectorial de precampaña sobre mayores celebrado en el distrito de Vicálvaro, en el que ha estado acompañado tanto por el vicealcalde, Manuel Cobo, como por la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa.

El acto se ha celebrado con el formato ya conocido de tertulia con varios mayores usuarios de los centros municipales, que han asistido presencialmente o se han conectado a través de una videoconferencia para poder plantear sus preguntas y sugerencias al primer edil. Así, Gallardón ha asegurado que si vuelve a ser elegido alcalde, reforzará la Ayuda a Domicilio y extenderá la teleasistencia a todos los mayores de 80 años, dotándola además de "programas de contenido sociosanitario".

No en balde, el 22 por ciento de los mayores de 65 años de la ciudad vive solo, y hasta el 31 por ciento de los mayores de 80 años, lo que hace necesario este tipo de servicios, que se complementan con "programas para poder detectar las situaciones de maltrato y de aislamiento social" que a veces se generan en este colectivo.

Según sus datos, actualmente hay 50.000 usuarios de la Asistencia a Domicilio (el doble que hace ocho años) y existen 98.000 dispositivos de teleasistencia que sirven a 113.000 personas (en 2003 eran 15.000 dispositivos). De esta manera, el 18 por ciento de los mayores de 65 años ya está cubierto por este tipo de servicios municipales (la media nacional es del 4,4 por ciento, según el Consistorio), un dato que se eleva hasta el 40 por ciento cuando se habla de los mayores de 80 años.

MENOS IMPUESTOS

Por otra parte, el regidor madrileño también ha asegurado que, si es reelegido para el cargo, seguirá "reclamando" al Ejecutivo central una modificación de la ley estatal que regula el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para "que se pueda implementar el IBI social, incluyendo bonificaciones de hasta el 50 por ciento para los colectivos con menos posibilidades económicas". "No tiene sentido que el IBI no tenga una progresión o, al menos, capacidad de adaptación para personas con menos capacidades económicas", ha considerado.

Asimismo, ha recordado que de los 27.800 madrileños que este año se beneficiarán de la reducción media del 9 por ciento en la Tasa de Basuras y de la ampliación de los casos exentos de pagar este tributo, el 80 por ciento son pensionistas.

"No se va a quitar ninguna ayuda, sino que las vamos a incrementar. Manifiesto mi compromiso de que, si sigo siendo alcalde tras el 22 de mayo, no sólo no se va a quitar ningún tipo de servicio sino que los vamos a incrementar", ha proclamado, criticando a renglón seguido la decisión de congelar las pensiones adoptada por "el Gobierno de la Nación", ya que "no hay situación económica, por muy difícil que sea, que deba intentar resolverse congelando las pensiones de nuestros mayores".

Además, ha recordado que "en Madrid, donde se han hecho recortes muy importantes y se han aplazado proyectos muy importantes por la crisis, se ha impedido que las restricciones presupuestarias afecten a los servicios de mayores". "Y no haremos ningún recorte en los próximos años si ganamos las elecciones", ha insistido.

Durante el acto, Gallardón también ha aprovechado para poner en valor la labor de los mayores en la sociedad actual, apuntando que el 40 por ciento de este colectivo contribuye a la conciliación de la vida laboral de sus hijos cuidando a los nietos o realizando tareas domésticas. Además, el 14 por ciento presta alguna ayuda a miembros de su propia generación, y el 25 por ciento de los 6.000 voluntarios que tiene la ciudad supera los 65 años. "Los mayores aportan un caudal de solidaridad del que ninguna manera podemos prescindir. No es un sector de la población que se limita a demandar servicios, sino que aportan un valor añadido a la ciudad", ha asegurado el 'popular'.

Por ello, ha hecho hincapié en que la misión del Ejecutivo local que él ha dirigido durante ocho años ha ido en la línea de su "obsesión": "Que la ciudad sea para todos y que todo aquello que pusiésemos en marcha estuviese a disposición de todos los madrileños", ha explicado.

CIUDAD PARA TODOS

En esta línea, se ha construido una "ciudad accesible" para todos los ciudadanos, incluido este colectivo, tanto en el transporte público como en el espacio sin barreras (áreas peatonales, Madrid Río...), así como con zonas para hacer deporte pensadas especialmente para estas personas.

Lo mismo ocurre con el abanico de actividades para mayores que ofrece el Consistorio, tales como las 45 aulas de informática abiertas en los centros de mayores para aprender a usar las nuevas tecnologías bajo la guía de mayores que imparten los cursos, o el portal web www.lavozdelaexperiencia.es.

"Las nuevas tecnologías son un objetivo irrenunciable para cualquier colectivo de la sociedad. La brecha digital es peligrosísima. Los sectores de la población que no entren en el uso y disfrute de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías entrarán en un proceso de marginación irreversible", ha alertado el primer edil.

A su juicio, "eso puede crear una diferencia entre ciudadanos más importantes que la que en los siglos XIX y XX significó la diferencia entre saber leer y escribir o no tener esos conocimientos básicos".

"Nuestro objetivo es que todos los ciudadanos, absolutamente todos y especialmente los mayores, tengan acceso al uso de todas las tecnologías", ha indicado, especialmente en referencia a los mayores porque "puede ser un paso sustancial para mejorar su calidad de vida: (permite) relacionarse con familiares y amigos, comprar entradas para el ocio, pedir cita al médico o tener incluso algunas consultas directas".

RESIDENCIAS DE ANCIANOS

Una herramienta clave para potenciar este "envejecimiento activo" que permita a los mayores continuar "protagonizando la ciudad" son las residencias de ancianos, que ya son 85 repartidos por todos los distritos ("y que se seguirán potenciando y extendiendo la red en la próxima legislatura"), ya que ofrecen actividades culturales, deportivas y de ocio a sus 270.000 socios, con "un grado de satisfacción del 82 por ciento".

Además, también se trabaja en la prevención de la dependencia a través de actividades formativas para prevenir riesgos en el hogar o para aprender a afrontar los cambios asociados a la edad. Y también se han "fomentado las relaciones intergeneracionales" a través de iniciativas como el programa 'Vive y Convive'.

"Nuestra idea es el envejecimiento activo, que no es sólo ejercicio físico y hábitos saludables, sino algo que se tiene que extender a la calidad de vida, lo que significa que los centros de mayores no pueden ser espacios aislados, no queremos que sustituyan al protagonismo que el mayor tiene que tener en su entorno y ciudad, sino que sea el instrumento que facilite continuar en contacto con la realidad en que se desenvuelven. No queremos que vivan aislados, por mucha calidad que tengan los centros, sino que les den las capacidades para seguir desenvolviéndose en esa realidad como ciudadanos plenamente activos", ha asegurado.

En cuanto a los mayores que sufren algún tipo de enfermedad, el Ayuntamiento ha ampliado de 1.630 a 4.648 las plazas existentes para enfermos de Alzheimer o con grave deterioro físico, y también se han puesto en marcha programas "pioneros" como Respiro Familiar o Cuidando al Cuidador para apoyar a las familias de los mayores enfermos.