Gallardón asegura que Villaverde "ha dejado de ser un distrito periférico"

Gallardón asegura que Villaverde "ha dejado de ser un distrito periférico"

El alcalde de Madrid en funciones, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado hoy que Villaverde "ha dejado de ser un distrito periférico para adquirir un renovado protagonismo dentro de una de las metrópolis más dinámicas de Europa". Lo ha dicho en la presentación del libro "De Villa a Villaverde", obra del periodista y Cronista de la Villa Ángel del Río y del fotógrafo Raúl Cancio.

Ruiz-Gallardón ha manifestado que la "transformación" de Villaverde comenzó en 1995 cuando el Gobierno regional que él presidía decidió "transformar la realidad" y emprender "iniciativas concretas para mejorar la calidad de vida, el bienestar y las oportunidades de progreso de todos los ciudadanos".

"Quisimos que todas esas iniciativas se articularan, incluido su diseño y ejecución, en permanente diálogo con sus destinatarios, contando con una activa participación ciudadana, representada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid", ha manifestado el alcalde.

Para confirmar sus palabras, Gallardón ha señalado que la renta per capita del distrito aumentó un 30% en el periodo 2003-2007 mientras que en el conjunto de la ciudad lo hizo un 24%.

DEL RIO REPASA EN DE "VILLA A VILLAVERDE" EL PASADO, PRESENTE Y FUTURO DEL DISTRITO

El libro 'De Villa a Villaverde' (editorial Tritoma), escrito por el periodista Angel del Río e ilustrado por el fotógrafo Raúl Cancio, recorre el pasado, presente y futuro de uno de los distritos madrileños que más ha cambiado en el último siglo y que continúa siendo el polo industrial principal de la capital.

En un centenar de páginas, los autores realizan un breve recorrido histórico por lo que se llamaba el Vado de Santiago el Verde y que, con los años, acabaría convirtiéndose en Villaverde, que no pasó a formar parte de la ciudad de Madrid hasta 1954, cuando cedió su municipalidad a favor de la capital.

Con una superficie de 2.013 hectáreas, su población se ha multiplicado por diez en casi un siglo, pasando de 1.300 habitantes a casi 150.000 vecinos, el 50 por ciento de los cuales ha nacido fuera de Madrid y casi 35.000 de ellos procedentes de otros países.

Así, una zona que vio nacer tanto al futbolista Raúl González Blanco como a grupos míticos como Los Pecos o Camela, también ha sido cuna de una de las empresas gastronómicas madrileñas más boyantes y conocidas, el Museo del Jamón, que tuvo sus orígenes en una pequeña tienda de Villaverde.

Porque si algo caracteriza este distrito son, por un lado, sus pequeños comercios que no sucumbieron al 'boom' de las grandes superficies y, por otro, su industria, con un centenar de hornos de arcilla. Sin embargo, su pujante economía también hizo que esta zona atrajese a una gran cantidad de población de aluvión que llevó a la aparición de grandes poblados chabolistas y marginales.

Sin embargo, el paso de los años ha permitido a Madrid "saldar la deuda histórica" que tenía con este distrito que "tanto dio a la capital", en palabras del alcalde en funciones, Alberto Ruiz-Gallardón.

Por su parte, del Río ha recordado ese Villaverde "tan duro" de los años 70 y al que "esta ciudad debía tanto para ponerlo a la altura del resto". Además, también ha mencionado el carácter "reivindicativo" de los vecinos de esta zona y su importancia dentro del movimiento vecinal.