Gallardón entregará al Papa las Llaves de Oro de Madrid el 18 de agosto

Telemadrid y TVE firman un convenio con el arzobispado para la cobertura de la visita del Papa
Telemadrid y TVE firman un convenio con el arzobispado para la cobertura de la visita del Papa

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, entregará las Llaves de Oro de la ciudad al Papa Benedicto XVI en un acto que tendrá lugar el próximo día 18 de agosto por la tarde en la Puerta de Alcalá, han informado fuentes municipales. La entrega de las Llaves de Oro a Benedicto XVI se producirá durante la visita del Papa a Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará entre el 16 y el 21 de agosto y supondrá la llegada a la capital de entre 1 y 1,3 millones de personas.

Según ha explicado hoy el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, en declaraciones tras la reunión del Grupo Popular previa al Pleno municipal de mañana, la participación del Ayuntamiento en la Jornada Mundial de la Juventud está siendo coordinada por la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Ana Botella.

Al respecto, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Jaime Lissavetzky, que asistirá a la entrega de las Llaves de Oro de la ciudad al Papa, ha comentado que no sabe si Ana Botella lleva esas tareas de coordinación "por obligación o por devoción". "Será porque es número dos, será por la movilidad y el medio ambiente", ha comentado Lissavetzky en rueda de prensa, donde ha apuntado que "el Gobierno municipal se organiza como quiere" y ha añadido que el Grupo Municipal Socialista ve la visita del Papa "con el máximo respeto".

En otra rueda de prensa, el portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, ha bromeado con la cuestión al afirmar que habrá que saber de antemano si el "voto de pobreza" del Papa le puede llevar a rechazar las Llaves de Oro. Pérez ha declarado que como Benedicto XVI es "el jefe de una iglesia" IU no tiene "nada que decir" sobre su estancia en Madrid y se ha limitado a manifestar que su Grupo no puede compartir "el gasto púbico en una visita que afecta a los creyentes en una religión. Eso -ha agregado- no es un trato equitativo para todos los ciudadanos".