Gallardón: Madrid no se detendrá pese a "soportar un trato desigual"

11gallardon_20101223V0.wmv

En su mensaje de Navidad, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha afirmado que la ciudad "no se detendrá" en 2011, a pesar de tener que "valerse por sí misma" y "soportar un trato desigual".

"A pesar de que Madrid tiene que valerse por sí misma sin recibir los medios que precisa para desempeñar su función de capitalidad, y de que incluso soporta un trato desigual respecto a otras Administraciones, seguiremos proporcionando a la sociedad los recursos que ésta requiere para volver a crecer", dijo Gallardón.

"Madrid no se detendrá. En 2011, vamos a seguir promoviendo condiciones para que las empresas asentadas en la ciudad puedan salir adelante y crear empleo", indicó el alcalde. Además, "pese al régimen de austeridad adoptado por la Administración municipal, mantendremos los servicios sociales destinados a aquellos que más crudamente padecen la crisis", anunció. A juicio de Gallardón, Madrid "no comparte la idea de que el necesario ajuste presupuestario tenga que ser pagado por los más débiles".

El alcalde madrileño recordó que la Navidad son días, en los que, incluso en tiempos de dificultad, "prevalece el sentimiento de que los problemas serán más sencillos si los afrontamos entre todos, descartando como respuesta cualquiera que no nazca de una exigente solidaridad y un hondo sentido de la justicia".

"No es momento de olvidar quiénes somos y qué lugar nos corresponde en el mapa de la prosperidad europea", subrayó Gallardón y agregó que "nuestro sitio se encuentra junto a las capitales más avanzadas, y nada ni nadie va a impedir que nuestra ciudad consolide su incorporación al grupo que éstas integran".

Las oportunidades "de los madrileños de hoy y de la generación próxima, pero también las del conjunto del país del que somos motor económico, dependen de que no demos pasos atrás en este proceso que ha servido para ofrecer competitividad a nuestro tejido productivo", argumentó el alcalde.