Gallardón resalta Madrid Río y los kilómetros de Metro y Lissavetzky le tacha de "alcalde de la deuda"

El alcalde de Madrid y candidato a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, ha puesto en valor el proyecto 'Madrid Río' y los kilómetros de Metro de los gobiernos del PP, entre otros logros, frente a las acusaciones del aspirante socialista, Jaime Lissavetzky, que le he calificado de "alcalde de la deuda y la boina". Durante el bloque destinado al medio ambiente, movilidad y el transporte en el debate que han mantenido los tres cabezas de lista al Ayuntamiento de Madrid los próximos comicios municipales, Gallardón ha reconocido que el aspirante de IU, Angel Pérez, "le ha convencido en muchas cosas" en materia de peatonalización, por ejemplo, al tiempo que ha afirmado que va a seguir teniendo en cuenta sus propuestas. "Yo nunca le he llamado visionario", ha indicado Gallardón, en referencia a las declaraciones de Pérez, que ha criticado que le calificaran así cuando hace años planteó la peatonalización de Montera. De hecho, se ha comprometido este lunes a trabajar con los otros partidos, en caso de ganar las elecciones, para incorporar algunas de sus propuestas en materia de movilidad y transportes.

210 KILÓMEMTROS DE METRO

Por otro lado, el candidato del PP a revalidar la Alcaldía matritense ha recordado que entre 1995 y este año los gobiernos local y regional del PP han construido 210 kilómetros de Metro, frente a los 14 de la etapa anterior socialista. "Nosotros apostamos por políticas de movilidad sostenible. Nosotros hemos peatonalizado cinco millones de metros de acera", ha señalado, al tiempo que ha insistido en el plan anunciado hoy sobre la creación de una M-10 de carril bici por los bulevares del Centro de Madrid. En este contexto, ha indicado que como primer edil ha construido 155 kilómetros de carril bici, "más que los anteriores alcaldes"

A continuación, ha reprochado a la oposición de que no le apoyaran en la puesta en marcha del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) "por motivos electoralistas". "Me hubiera gustado su apoyo", ha apostillado. "Usted no tiene afición a la bici", ha reprochado Gallardón a Lissaveztky.

Respecto a la contaminación atmosférica, el aspirante del Partido Popular ha señalado que cuando llegó al Consistorio "estaba muy mal" y que desde entonces los datos de polución por partículas, ozono y dióxido de nitrógeno han mejorado. No obstante, ha reconocido que en este último contaminante las mediciones son superiores a los permitidos por la Unión Europea. "En el plazo que nos dado la Unión Europea nos vamos a cumplir", se ha comprometido, en referencia a la moratoria que pedirán a las instituciones comunitarias.

Por otro lado, también ha rebatido las acusaciones del dirigente socialista de que ha cambiado las estaciones de medición de polución de Madrid a zonas donde hay menos contaminación para reducir los datos. Así, le ha recordado que en Ministerio de Medio Ambiente en la época de la socialista Elena Espinosa le acreditó este cambio.

Frente a las críticas del líder de IU, Gallardón ha subrayado que el proyecto Madrid Río ha conseguido sacar del lugar 200.000 coches, reducir la contaminación acústica y de tráfico "para convertirlo en un inmenso parque de un millón de metros cuadrados, con miles de árboles plantados".

"LA LEGISLATURA DE LA DEUDA Y LA BOINA"

Por su parte, el candidato del PSOE a la Alcaldía, Jaime Lissaveztky, ha criticado que el proyecto de la M-30 soterrado no ha dado los frutos prometidos. Así, ha señalado que la intensidad del tráfico en esta carretera de convalidación ha aumentado en 24.000 vehículos día "y no ha tenido el valor disuasorio, con un coste de mil millones de euros y que sigue lleno de atascos".Igualmente, ha criticado la subida del precio del transporte, la disminución de la velocidad y de los viajeros de los autobuses de la EMT, "y la reducción de líneas, con 57 líneas menos". Por eso, cree que se necesita "un trabajo serio, riguroso y sensato", "un Plan de Movilidad para evitar vehículos al centro, con un programa de peatonalizaciones, un zona de bajas emisiones para restringir el acceso de vehículos los días de alta contaminación y favorecer vehículos poco contaminantes", entre otras medidas.

En este punto, el aspirante socialista le preguntó a Gallardón si verdaderamente ha sido "la legislatura del autobús", tal y como prometió en el anterior debate electoral de 2007, que Lissavetzky reconoció haber visto. Por otro lado, ha negado los datos aportados por el alcalde y ha apuntado, con gráficos en la mano, que ha hecho la mitad de los 150 kilómetros de carriles bici y muchos financiados por el Plan E. "Podemos estar todos de acuerdo en su bondad. No dudo de su buena voluntad, pero la realidad es tozuda. Una cosa es hacer las infraestructuras y otra cosa es que se utilicen", ha añadido.

También ha negado que el Ministerio de Medio Ambiente le apoyara en el cambio de las estaciones de medición. "Léase la carta (de Espinosa), que añade que es competencia del Ayuntamiento de Madrid, que es el el que lo tiene que hacer", ha dicho Lissavetzky, que también ha agredecido que el dirigente 'popular' "no le ha rebatido el incumplimiento" sobre los datos de contaminación en dióxido de nitrógeno. "Para solucionar el problema, hay que asumirlo, pero en polución tiene suspenso", ha apostillado. "Esta legislatura es la del paro y deuda, pero también es de la boina. Las fotos no mienten, grandes problemas, han hecho obras sin consultar con los vecinos, hay denuncias Fiscal de Medio Ambiente, le han sacado los colores en Europa", ha proseguido el aspirante socialista.

Por último, entre algunas medidas ha prometido avanzar en las peatonalizaciones y la creación de un carril bici de Gran Vía reduciendo uno de subida y bajada de vehículos, ensanchando aceras para peatones, creando también otro carril para taxis y autobuses, frente al proyecto del carril bici por bulevares que ha propuesto Gallardón, que ha argumentado que tienen tres carriles para coches frente a los dos de la Gran Vía.

IU: "PACIFICAR LAS CALLES"

Por su parte, el candidato de IU a la Alcaldía de Madrid, Angel Pérez, ha empezado su intervención asegurando que su idea no es la peatonalización total del Centro de Madrid porque supondría "un embudo sin salida". Eso sí, apuesta por una zona del centro histórico de preferencia peatonal, con varias zonas peatonalizadas, una zona de convivencia de peatones y tráfico, con carril bici dentro de esa zona, "no un anillo ciclista"."Y una almendra central pacificada con aparcamientos disuasorios y transporte transversal y público. Hace tiempo nos llamaba visionarios y antiguos cuando propusimos la peatonalización de Montera. Tome nota, señor Gallardón", ha dicho.

Por otro lado, Pérez ha criticado el gasto de 900 millones en el Palacio de Cibeles y en Madrid Río, mientras que "en 128 barrios el Ayuntamiento ha invertido 240 millones de euros, menos de la mitad en Cibeles". Sobre el proyecto Madrid Río, ha insistido en que cree que es "el estanque de patos más grande de Europa"."Con esos precios no podía quedar feo. Ha quedado bien, pero se podía invertir un euro en el tramo dos del río, siete kilómetros en Perales para los vecinos de Usera y Villaverde. En Madrid Río se podía haber gastado menos y el palacio de Cibeles no corría tanta prisa", ha agregado Pérez.

Por último, el aspirante de la coalición de izquierdas ha propuesto un Anillo Verde de 3.500 hectáreas en el perímetro de la capital "para reequilibrar la ciudad"; así como la creación de una Agencia medioambiental que pueda cerrar calles cuando haya "peligro cierto de polución" , sustituir el alumbrado público por bombillas de bajo consumo, crear la M40 del Metro, renovar la flota de EMT para que sean más ecológicos y eliminar las torres de alta tensión de Iberdrola y Fenosa "sobre las cabezas de los vecinos".