Galapagar quiere acabar con los excrementos caninos en las calles

El Ayuntamiento de Galapagar ha iniciado una nueva campaña que pretende, a través de la colaboración ciudadana, sensibilizar a los dueños de los canes de la necesidad de recoger siempre las heces de sus perros y mantener limpia la vía pública, ha informado el Consistorio en un comunicado.

Para ello, el consistorio galapagueño pide la colaboración ciudadana, buscando "avistadores de heces caninas" que detecten e indiquen las zonas más conflictivas para que, a continuación, los inspectores municipales puedan vigilar estas calles. Además, esta colaboración ayudará también a que los servicios de limpieza puedan hacer mayor hincapié en dichos puntos.

Los inspectores municipales ya han comenzado a vigilar varias calles que, precisamente, han sido indicadas por los propios vecinos a través de la página que el Ayuntamiento tiene en la red social Facebook como puntos "especialmente conflictivos".

Calles como Procesiones, Melonares o Prado Mingo, cuentan estos días con la presencia de los inspectores municipales, quienes rastrean estas zonas para informar a los dueños de los perros de la sanción que conlleva abandonar las heces de sus mascotas en la vía pública o, en el caso de pillar a un vecino cometiendo la infracción, proceder a realizar la denuncia oportuna.