Galapagar aprueba la prohibición del uso del burka en edificios públicos

El municipio madrileño de Galapagar, gobernado por el PP, se ha convertido este lunes en el primero de esta comunidad en prohibir el burka en edificios e instalaciones municipales. El Pleno municipal ha aprobado la moción presentada por el PP del municipio para prohibir el uso del burka, niqab o cualquier tipo de prenda que impida identificar a las personas, en las instalaciones y edificios municipales. El grupo Socialista se ha ausentado del Pleno aduciendo defectos en la convocatoria. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, subryaba que "de ninguna manera debe aceptarse" el uso del burka en una sociedad occidental "abierta e igualitaria como la nuestra".

La propuesta, presentada por el Grupo Municipal Popular, ha sido aprobada a primera hora de esta tarde en un pleno accidentado, en el que dos concejales socialistas y uno del Centro Democrático Liberal han abandonado la sala, mientras que otros cuatro ediles no han acudido (tres socialistas y uno de Activa-IU).

De los 14 votos emitidos -de un total de 21-, los nueve del PP han sido a favor de la prohibición, tres han sido en contra (uno de Activa-IU, uno de Foro Verde y uno de la concejala no adscrita), y dos abstenciones de la Plataforma de Vecinos de Galapagar, que forma equipo de Gobierno con el PP.

La retirada de los socialistas del pleno, según la concejala de ese grupo Carmen Toledano, ha sido en protesta por la negativa del alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, a desconvocar el pleno a petición del edil socialista Hans A. Böck, a quien le "fue denegada la documentación sobre el pleno cuando acudió a recogerla el pasado sábado". A juicio de la ex alcaldesa socialista, con la moción del burka el PP ha querido "distraer la atención de los medios y abrir una falsa polémica" ante el "devastador" informe de la Cámara de Cuentas de Madrid sobre la gestión del PP en este municipio durante la anterior legislatura.

El alcalde, Daniel Pérez, ha detallado que la prohibición del uso del velo integral o de cualquier prenda que cubra el rostro tendrá validez en septiembre, cuando entre en vigor el reglamento de uso de las instalaciones municipales.

En la moción, el PP instaba al Gobierno municipal "a prohibir en edificios e instalaciones municipales el uso de velos integrales (burka o niqab), así como cualesquiera otros atuendos que oculten el rostro y dificulten la identificación de la persona por tratarse de una discriminación que no está amparada por la libertad religiosa al ser contraria a la dignidad de las personas".

"La supuesta expresión pública de creencias que, como sucede con el velo integral, sea atentatoria contra la igualdad de la mujer y su dignidad como persona no puede ser amparada por la tutela que ofrece el artículo 16 de la Constitución", indicó Hernández, que señaló que el uso del velo integral "es una práctica que, con la excusa de las creencias, contradice abruptamente la dignidad de la mujer".

Se trata de una propuesta que recuerda a lo vivido recientemente en varios municipios catalanes, como L'Hospitalet de Llobregat o Barcelona.

Según Hernández, esta propuesta del Partido Popular de Galapagar está dirigida "en aras de garantizar la igualdad, la libertad pero también la seguridad de las personas, porque no hay que olvidar que el velo integral vuelve invisible a la mujer que lo portan y no es de recibo que una persona que no puede ser identificada entre dentro de un edificio municipal, ya sea con un velo o con un pasamontañas".

AGUIRRE: DE NINGUNA MANERA SE DEBE ACEPTAR EL USO DEL BURKA EN NUESTRA SOCIEDAD

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este lunes que "de ninguna manera debe aceptarse" el uso del burka en una sociedad occidental "abierta e igualitaria como la nuestra".

Aguirre, que ha visitado hoy en el municipio de Majadahonda ha declarado que "el burka es una prenda que representa la sumisión de la mujer a su padre o a su marido" y, por lo tanto, ha reiterado que su uso "no tiene cabida" en una sociedad occidental donde la igualdad entre hombres y mujeres "es ley".

"El burka encierra a la mujer", ha afirmado Aguirre, que además se ha mostrado sorprendida de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "que todo lo prohíbe y al que tanto le gusta prohibir, lo prohíba todo", excepto el uso de esta prenda. En este sentido, ha recordado que el Gobierno "prohíbe los crucifijos, el tabaco y ahora va a prohibir las golosinas, la Coca-Cola, todo menos el burka, que es lo que creo que deberían prohibir".