Gabilondo echa mano del tamayazo y dice que sigue lastrando la política madrileña

Gabilondo echa mano del tamayazo y dice que sigue lastrando la política madrileña

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, instó este sábado a Ciudadanos a "enfrentarse a sus palabras" y permitir la "regeneración" en la Comunidad de Madrid en lugar de contentarse con un "recambio" del PP. Gabilondo ha echado mano del tamayazo y dice que sigue lastrando la política madrileña

Así se pronunció Gabilondo durante un acto organizado por los socialistas madrileños en el Centro Cultural Tomás y Valiente de Fuenlabrada (Madrid), con motivo del 35 aniversario de las primeras elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid.

En el acto también estuvo presente el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco.

Gabilondo comenzó su discurso recordando la figura de Tomás y Valiente para recordar a todas las víctimas de ETA después de que la banda terrorista haya anunciado su disolución y dejar claro que el PSOE "siempre defenderá la Constitución, los derechos de las personas, la vida humana por encima de cualquier valor y a las personas por encima de cualquier supremo bien".

También aludió a la "crisis institucional" que vive la Comunidad de Madrid después de la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta regional tras el escándalo de su máster y la publicación de un vídeo en el que se le atribuye un presunto hurto en un supermercado en 2011.

Lo hizo para referirse a la inminencia de la celebración de un Pleno de investidura para el que hasta el momento únicamente él ha presentado su candidatura, lo que le sirvió para ironizar con el hecho de que "más allá de los márgenes de la Comunidad de Madrid hay un señor, al que respeto mucho como presidente del Gobierno, que está pensando, que tiene que tomar una decisión" sobre el candidato que el PP presentará al mismo.

"No me parece bien que, en virtud de la autonomía que tenemos como comunidad, tengamos que esperar a que un partido decida qué candidato le viene bien", sentenció.

Por ello, urgió a Cs a "enfrentarse a sus palabras" y a apostar por la "regeneración", por "las políticas", por las "urnas" en la Comunidad de Madrid en lugar de contentarse con "un recambio", una "caja de herramientas" o una "pieza de mantenimiento" propuesta por el PP.

"Las urnas son el Parlamento y no son los despachos de un partido político", advirtió.

Gabilondo se remontó al año 2003 y al 'tamayazo' para afirmar aquel momento es el germen de la "contaminación" que invade actualmente a la Comunidad de Madrid que ha tenido su punto álgido en el máster de Cifuentes que, a su juicio, pone de manifiesto "una concepción del poder entendido como patrimonio y privilegio que instrumentaliza instituciones tan sagradas como la universidad para beneficio de unos pocos".

Por último, recordó lo establecido en los artículos 2 y 10 de la Constitución y en los artículos 1 y 7 del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid para afirmar que los socialistas creen en la solidaridad entre territorios, las políticas públicas y la participación ciudadana en la vida política.

Por su parte, Franco defendió la idoneidad de Gabilondo para presidir la Comunidad de Madrid para evitar "apaños" como el que supondría "cambiar a uno del PP por otro del PP que aplaudió a los Aguirre, González, Granados y Cifuentes".