Francisco Granados presenta sus renuncias como diputado y senador

El exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha hecho ya efectiva su renuncia como diputado en la Asamblea de Madrid, tras la polémica suscitada con una presunta cuenta en Suiza que podría tener hasta 1,5 millones de euros.

A las 10:45 horas ha entrado en el registro el escrito enviado por Granados en el que se dirige al presidente de la Cámara madrileña, José Ignacio Echeverría, comunicándole su "renuncia" como diputado de la Asamblea "con efectos inmediatos".

Con la presentación en el registro de su baja en la Asamblea, automáticamente se da de baja como senador. Y es que, según el reglamento del Parlamento madrileño, el puesto de senador autonómico está condicionado al de diputado en la Cámara madrileña, por lo que no es necesario que presente baja en el registro del Senado.

Granados ha enviado su escrito al Grupo Parlamentario Popular y ha sido el secretario general técnico el que lo ha presentado en el registro, como es habitual con las iniciativas parlamentarias.

El también exalcalde de Valdemoro seguirá como presidente del PP local y trabajará para un banco de inversión francés. Granados ostentó tres consejerías en los Gobiernos de la expresidenta regional y presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, con la que en los últimos dos años ha discrepado en muchas cosas, según ha reconocido él mismo.

LE SUSTITUIRA TERESA LUIS RICO

En la Asamblea de Madrid le sustituirá la exacaldesa de Cadalso de los Vidrios Teresa de Jesús Luis Rico, la número 89 de la lista de 120 diputados que el PP presentó a los comicios de 2011 y que ya ha sido parlamentaria en la Cámara de Vallecas anteriormente. De hecho, entró en el Parlamento la pasada legislatura en sustitución del popular Pablo Casado, que dejó su sillón en la Asamblea para trabajar en FAES.

Según el Reglamento de la Cámara, la siguiente persona en la lista electoral es la sustituta de la persona que ha dejado su escaño, pero primero es necesario que la baja de Granados se notifique a la Junta Electoral. En ese momento, Teresa de Jesús Luis Rico tendrá que confirmar si accede o no a ocupar el escaño al que tiene derecho en la Asamblea.

En el caso de la sustitución del senador por designación autonómica, también debe notificarse a la Junta Electoral y posteriormente, el Grupo correspondiente, en este caso el Popular, tendrá que notificar a la Mesa de la Asamblea su propuesta de nuevo senador para que posteriormente, oída la Junta de Portavoces, se vote en Pleno.

EL PP DE MADRID NO EXPEDIENTARÁ A GRANADOS

El consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, ha asegurado que el PP de Madrid no ha "pensado en absoluto" en abrir "ningún tipo de expediente" ni en iniciar "ningún tipo de investigación" contra el diputado autonómico y senador Francisco Granados tras la polémica por su cuenta en Suiza.

El diputado autonómico y senador ha comunicado hoy que renuncia a su escaño en la Asamblea de Madrid, tras la polémica suscitada en los últimos días por una cuenta bancaria en Suiza, una decisión que conlleva además la pérdida de su acta de senador de designación autonómica.

Preguntado sobre la posibilidad de que le puedan expulsar del partido, Salvador Victoria ha dicho que ha hablado con la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y que ambos desconocen "de dónde ha salido esa noticia de la posible apertura de un expediente que además no está justificado ni se corresponde con los estatutos del PP de Madrid".

MOLESTO

Francisco Granados ha reconocido que se siente molesto por el "abandono" que ha sufrido por parte de la dirección PP de Madrid y, en concreto, por las últimas palabras de su presidenta, Esperanza Aguirre, tras su anuncio de renuncia como senador y diputado en la Asamblea regional.

Además, ha señalado que aspiraba a ser relevante en el partido y que espera que no sea cierto que se está planeando su expulsión como militante del PP madrileño.

"Espero que no sea cierto y, si es así, alguno me va a encontrar", ha advertido al tiempo que recordaba que anteriormente no se había abierto expedientes a "afiliados imputados", sin que sea este su caso. "He dado la cara desde el tamayazo, pasando por la Gürtel y Caja Madrid. Después de dar tanto la cara, estoy convencido de que la presidenta del PP de Madrid no va a dar este paso", ha comentado en declaraciones a 13tv recogidas por Europa Press.

Granados ha respondido que "sí" al ser preguntado si se sentía abandonado por el PP de Madrid, aunque no con sus compañeros en el ámbito nacional y del Senado, a quienes entiende que respondieran con evasivas cuando se publicó que tenía una cuenta con 1,5 millones de euros en Suiza.

El exsenador ha atribuido a un "lapsus verbal" el que Esperanza Aguirre -con quien ha hablado tres veces- haya sostenido que para un político sí es un delito tener una cuenta en el extranjero, quejándose además de que faltaba "mucha información" relativa a este caso.

Granados ha reiterado que tuvo unos 300.000 euros en Suiza debido a su actividad anterior a la entrada en la política, momento en el que canceló dicha cuenta y repatrió el dinero. "No tengo un solo euro fuera de España", ha enfatizado.

Sobre las palabras de Esperanza Aguirre, Granados ha indicado que "sí" le han molestado y se ha preguntado por qué la presidenta del PP madrileño "reacciona de una forma o de otra" dependiendo de quién sea el compañero de partido. "No se lo voy a tener en cuenta esa diferencia de trato", ha apostillado.

El exsenador ha explicado que no tiene "absolutamente ninguna información" sobre cómo ha surgido esta información o si se trata de una comisión rogatoria de la que tenía conocimiento el Ministerio de Justicia.

"SI TENIA EL APOYO DE LA MILITANCIA"

En cualquier caso ha hablado de "una información muy intoxicada" y ha argumentado que su renuncia a la política se debe a su última etapa de senador. "No tenía una actividad clara ni agenda diaria de actividad, como a mí me gusta", ha señalado.

En este sentido, ha reconocido que "seguía aspirando a jugar en el partido en Madrid". "Yo he sentido, a lo mejor de manera falsa, que yo sí tenía el apoyo de la militancia, porque me lo he trabajado", ha defendido.