Fomento convocará este año un concurso de ideas para remodelar la estación de Chamartín

Fomento convocará este año un concurso de ideas para remodelar la estación de Chamartín

El Ministerio de Fomento convocará este año un concurso de ideas para remodelar la estación de Chamartín y convertirla en un gran nodo de comunicaciones que acompañe al centro de actividad económica y residencial proyectado en el plan Madrid Nuevo Norte, que sustituye a la antigua Operación Chamartín. Así lo ha anunciado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto a la alcaldesa, Manuela Carmena, en la presentación de la maqueta del proyecto urbanístico más ambicioso de la capital, que afecta a una superficie total de más de 2,3 millones de metros cuadrados pendientes de urbanizar desde hace 25 años.

La presentación de la maqueta ha tenido lugar una semana después de que la alcaldesa obtuviese el visto bueno de Ábalos para impulsar el proyecto pactado con su antecesor, el popular Íñigo de la Serna. "Cuando llegué al Ministerio me hablaron del proyecto como la Operación Chamartín. Con ese nombre, uno se pone en preventivo", ha dicho Ábalos, que ha reconocido que, no obstante, cuando se lo expuso el presidente de Adif saliente vio que se trataba de un proyecto "razonable", aunque, "obviamente", lo contrastó.

Tras anular el proyecto de la exalcaldesa Ana Botella por considerarlo especulativo, el nuevo plan tendrá 10.500 viviendas -el 20 % de ellas con protección pública-, un centro de negocios de 1,2 millones de metros cuadrados que acogerá la torre más alta de ciudad de un máximo de 70 plantas, y una estación de Chamartín renovada que será el gran nodo de transportes del norte de la capital.

José Luis Ábalos ha asegurado hoy que todo lo que saque Adif por la cesión de terrenos en la operación Madrid Nuevo Norte, valorados en unos 1.200 millones de euros, serán reinvertidos en el proyecto para crear de Chamartín un eje ferroviario de primera, para lo que se convocará este mismo año un concurso internacional.

El plan urbanístico se aprobará de forma inicial en el Pleno del Ayuntamiento del mes de diciembre y posteriormente la Comunidad de Madrid tendrá que ratificar la modificación del plan general de ordenación urbana (PGOU).

No obstante, los primeros edificios no comenzarán a construirse hasta dentro de cuatro o cinco años, según ha indicado hoy el delegado del Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), José Manuel Calvo.

CARMENA APUNTA QUE SERÍA EL SITIO IDÓNEO PARA LA CIUDAD DE LA JUSTICIA

Según ha revelado por su parte la alcaldesa, el futuro desarrollo podría albergar el proyecto de la Ciudad de la Justicia, una idea que ya ha comentado con el presidente regional, Ángel Garrido, puesto que el sitio es "absolutamente idóneo" al estar cerca de los juzgados de Plaza de Castilla.

En su discurso, la alcaldesa de Madrid ha destacado que optó por "asumir la responsabilidad del consenso" al tomar la iniciativa de este proyecto, porque, ha apuntado sin citar a los ediles de Ahora Madrid críticos con el plan, "hay que gobernar para todos".

"¡Cuántas veces unos y otros han dicho que esto no va, que nos vamos a tener que levantar!", ha añadido Carmena en referencia a las conversaciones iniciales con los promotores urbanísticos.

"Es un esfuerzo que ha merecido la pena porque fruto de este proyecto, Madrid se situará como referente de regeneración a nivel mundial", ha destacado durante el acto Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte, sociedad promotora del proyecto participada por BBVA y Grupo San José.

Carmena, que ha agradecido a Ábalos su apuesta por el proyecto heredado, ha ensalzado también a su antecesor por dejar en manos del Ayuntamiento la iniciativa urbanística.

GARRIDO AUSENTE

A la presentación no ha acudido el presidente regional, Ángel Garrido, que ha optado por enviar a una representación técnica para "no dar la sensación de que ya avalaba el proyecto".

Garrido, ha agradecido la invitación de la alcaldesa de Madrid, pero ha defendido su ausencia dado que la Comunidad tiene la competencia de dictaminar la legalidad del plan. Garrido ha recordado que la Comunidad va a emitir "en seguida" un informe de alcance, previo a los trabajos iniciales por parte del Ayuntamiento de Madrid, y ha matizado que hoy mismo se va a celebrar una reunión de la Comisión de Patrimonio donde se va a debatir uno de esos informes pendientes. "En cuanto lo tengamos, vamos a trasladarlos, con toda la prontitud posible, para que continúe la tramitación", ha aseverado el dirigente, quien ha negado que su Ejecutivo "esté en desacuerdo con el proyecto", aunque ha hecho hincapié en que "les gustaba mucho más el original". Pese a ello, ha asegurado que cumplirán con su palabra de "no poner nunca palos en las ruedas" en un proyecto que, además, lleva el aval del Consistorio de la capital.

No obstante, Garrido ha criticado que con el plan actual "se pierde capacidad de crear vivienda", una cuestión que se ha convertido en "un problema general" en Madrid, especialmente en lo referente a la vivienda social, según ha apostillado. Esta "falta de suelo disponible" y la expectativa de "que no lo vaya a haber en los próximos años", ha continuado, ha derivado en el crecimiento de los alquileres.

Sí ha estado el edil popular Álvaro González, que ha denunciado que se trata del tercer acto "de publicidad y propaganda" sobre este plan, una denuncia compartida por la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, que ha puesto de manifiesto que parte del grupo municipal de Ahora Madrid está contra el proyecto.

Además, la plataforma 'Chamartín no se Vende' ha denunciado hoy a las puertas del Palacio de Cibeles que se trata de un proyecto especulativo y ha defendido en su lugar la construcción de viviendas públicas de alquiler.

UNA COMPLICADA HISTORIA

La reforma para esta zona del norte de Madrid se concibió inicialmente en 1993 y se aprobó en 1997. La alcaldesa Ana Botella (PP) lo reactivó en 2015 en los últimos coletazos de su Gobierno. Si embargo, la operación fue rechazada por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid en mayo de 2016, ya con Ahora Madrid en el Palacio de Cibeles.

Tras el rechazo de Fomento y DCN al nuevo plan presentado por el Gobierno de Manuela Carmena, en julio del año pasado se alcanzó un nuevo pacto que ahora se tendrá que concretar en el inicio de la tramitación administrativa.