La Fiscalía archiva las diligencias por accidentes en la M-607, que no se deben al firme

La Fiscalía de Madrid ha archivado las diligencias abiertas por la curva del kilómetro 28 de la carretera de Colmenar (M-607) al considerar que la mayoría de los accidentes que se producen en ella no se deben a un mal estado de la carretera sino a un exceso de velocidad y a la lluvia. Así lo ha manifestado el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo regional, Ignacio González, tras presidir la reunión del Consejo de Gobierno en la que el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, ha dado cuenta del decreto de la Fiscalía.

Según éste, la Comunidad ejecutó correctamente los trabajos de conservación y mantenimiento de la curva del kilómetro 28 de la M-607, y la causa de los siniestros no hay que buscarla en el mal estado del firme sino en la lluvia y en la elevada velocidad.

En este punto se han registrado numerosos accidentes de tráfico, varios de ellos mortales, como el de un joven cuya madre grabó un vídeo para denunciar la peligrosidad de la curva en el momento en que un vehículo se salía de ella y volcaba.

La Fiscalía ha acordado ahora archivar las diligencias abiertas contra el Gobierno regional "al quedar de manifiesto", según la Comunidad, que la Consejería de Transportes "actuó diligentemente" al detectar un aumento de la siniestralidad en los días de lluvia y ejecutando las obras de mejora.

Según las diligencias llevadas a cabo, la velocidad en el citado tramo alcanza los 130 kilómetros por hora, llegando en algún caso hasta los 172 kilómetros por hora, a pesar de estar limitada a 80.