Firmado un convenio colectivo histórico para el sector de la Construcción en Madrid

La licitación de la obra pública se dispara con las elecciones
Varios obreros, en una obra de pavimento en Madrid

Convenio colectivo histórico para el sector de la Construcción en Madrid. Patronal y sindicatos han firmado el convenio por el cual a partir de 2020 todos los trabajadores del sector tendrán jornada continuada y reducida del 15 de julio al 15 de agosto (desde 2020). También se establece una subida salarial del 2,25% y del 5% para la media dieta y dieta.

Después de más de un año de negociación, se ha conseguido firmar el convenio de este año y el compromiso para negociar 2020 y 2021 en el mes de octubre, ha informado este jueves CCOO en un comunicado.

Entre las mejoras más significativas están la adaptación del texto a los cambios normativos, jurisprudenciales y al convenio general del sector de la construcción; firma de tablas 2019, con una subida salarial del 2,25%, con carácter retroactivo desde el 1 de enero.

También hay un compromiso con la patronal de reunirse en octubre para firmar las tablas de 2020 y 2021, calendario y convenio colectivo de dichos años. En este sentido, en el convenio general del sector se acordó una subida del 2,25% para los años 2019 y 2020, y del 2,50 para 2021.

Por otro lado, se ha fijado un incremento sustancial tanto de la media dieta, situándose en 11,5 euros/día y la dieta completa, que será de 48 euros/día. Dicha subida representa un incremento en torno al 5%.

Permisos y licencias

El nuevo convenio incluye la incorporación al convenio colectivo de los permisos y licencias especificados en el artículo 73 del convenio estatal, lo que hace que sea más útil y comprensible el texto del convenio y modifica el artículo 49 del convenio colectivo (horario de trabajo).

A partir de 2020 se establece una jornada continua de 7 horas diarias desde el 15 de julio hasta el 15 de agosto, pudiendo comenzar la jornada a partir de las 7 de la mañana para el resto de trabajadoras que no tenían reconocida dicha jornada continua en verano, cuyas condiciones se seguirán respetando.

Trabajos en verano

Asimismo, con este derecho se consigue que los trabajos en verano sean menos penosos y se limita el riesgo para la integridad física que conlleva, al evitar realizar trabajos en las horas donde se registra mayor temperatura, lo que supone una medida preventiva muy importante para combatir y evitar tanto el estrés térmico como los golpes de calor.

"Es una mejora sustancial tanto en la salud como en los derechos laborales"

"Todo ello conlleva una mejora sustancial tanto en la salud como en los derechos laborales de las y los trabajadores y que el sector sea más atractivo para conseguir que muchas y muchos profesionales vuelvan a prestar servicios en la construcción y conseguir que la gente joven vuelva a ver a la construcción como una oportunidad profesional", ha concluido en sindicato en un comunicado.