Fervor y emoción con el Cristo de los Alabarderos

Silencio ante el Cristo de los Alabarderos

La lluvia ha dado hoy una tregua a las procesiones de Viernes Santo, que han reunido a miles de personas en Madrid, sobre todo las del Jesús de Medinaceli o el Cristo de los Alabarderos, de un total de once cofradías que han salido en procesión en la almendra central.

La del Cristo de los Alabarderos, a la que acudió la infanta Doña Elena, ha empezado a las 19.10 horas cuando la talla del Santísimo Cristo salía del Palacio Real por la puerta del Príncipe, a hombros de los miembros de la hermandad castrense y escoltada por la Guardia Real.

En la plaza de Oriente, miles de personas, entre fieles y turistas, esperaban la salida de este paso, una talla de Felipe Torre Villarejo de 2008 que muestra a Cristo en la cruz rodeado por cuatro faroles, cuyo recorrido ha continuado por la calle Bailén hacia la plaza Mayor para finalizar en la Catedral de las Fuerzas Armadas.