Familiares, amigos y políticos recuerdan a las víctimas del 11-M en El Pozo y en la estación de Atocha

Un monumento que su autor, el arquitecto José María Pérez González "Peridis", ha definido como un "grito colectivo contra el silencio y el olvido", recuerda desde hoy en la estación de El Pozo a las 68 personas que fallecieron allí el 11 de marzo de 2004 y a las 192 que murieron en los atentados de ese día.

La inauguración del monumento ha reunido a responsables políticos de los diferentes partidos, entre ellos el presidente del PP, Mariano Rajoy; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; y los portavoces de los tres grupos, el vicealcalde Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU). También han acudido la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce; el candidato socialista a la Alcaldía de la capital, Jaime Lissavetzky; el ex alcalde Juan Barranco, y concejales de los tres grupos.

Ha acudido la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, pero ningún representante de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, impulsora del monumento, disconformes con la forma en que el Ayuntamiento ha organizado el acto y que celebrarán su propia inauguración esta tarde. Ruiz-Gallardón, Rajoy, la delegada del Gobierno y los tres portavoces municipales han colocado una corona de laurel y han guardado cinco minutos de silencio, mientras en el interior y en las vallas de la estación podían verse hoy ramos de flores, velas encendidas y fotografías en recuerdo de las víctimas de los atentados de hace siete años.

Antes, Peridis ha explicado que el monumento, sufragado con 708.000 euros del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, en el que se incluyó a propuesta del Grupo Municipal Socialista con el acuerdo del PP, pretende ser "un grito colectivo de la sociedad contra el silencio y el olvido", porque "el silencio -ha añadido- resulta mucho más doloroso que la propia muerte".Este nuevo monumento de Madrid a las víctimas del 11-M está formado por varios elementos situados en torno a una plaza, contigua a la estación de Cercanías, pavimentada con antiguos adoquines y losas de granito retirados hace años del centro de la ciudad.

En la pared exterior de la estación se han grabado tres frases, la primera de ellas de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo: "La estrella de vuestro recuerdo nos iluminará para siempre".

La Asociación de Vecinos del Pozo del Tío Raimundo, Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, firma la frase "Todos fuimos ellos, ahora están con nosotros", y Artistas Plásticos sin Fronteras ha escrito "Con nosotros, con ellos".De forma longitudinal se ha colocado un monumento de piedra y se han instalado 33 cerámicas de otros tantos autores pensadas como un primer homenaje a las víctimas.

En el centro hay un estanque con una bandeja con 192 canaladuras a modo de "lágrimas" por los fallecidos en los atentados del 11-M y alrededor un banco perimetral con un respaldo de rosas rojas ideado como una ofrenda floral. Las cerámicas y el estanque se iluminarán de forma tenue con la electricidad que generarán los paneles fotovoltáicos instalados en la cubierta de la estación.

HOMENAJE EN ATOCHA

Familiares y amigos de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 se han concentrado a las 7.00 horas de la mañana en la estación de Alcalá de Henares donde han depositado un ramo de flores en el marco de la ofrenda floral que vienen realizando año tras año para recordar a las víctimas de los ataques que le costaron la vida a 192 personas y dejaron más de 1.500 heridos. Siguiendo con la tradición de años anteriores, una veintena de personas pertenecientes a la plataforma 'Voces contra el Terrorismo' se ha congregado a las 7.00 horas en la plaza de la estación para coger un cercanías con destino Atocha, aunque en su camino han parado en las estaciones de Santa Eugenia y de El Pozo.

Entre la comitiva se encontraban Gonzalo Villamarín y Javier Gismero, ambos víctimas del 11-M, que, visiblemente emocionados, han hecho un llamamiento a que "se haga Justicia" y se sepa "lo que realmente ocurrió ese día", al tiempo que han lamentado que "todavía no existan conclusiones concretas" sobre los responsables del ataque.

A las víctimas les acompañaba el matrimonio formado por Felipe y Elisa, que perdieron un hijo de 24 años en la estación de El Pozo. La pareja ha explicado que tras la ofrenda, llevarán el ramo de flores al Bosque de los Ausentes. Por su parte, los ciudadanos que transitaban por la madrileña estación de Atocha han afirmado recordar este día y han querido mostrar su sentimiento de condolencia a las víctimas que han colocado ramos en el monumento de homenaje antes de caminar hasta el muro de la calle Téllez donde han terminado con la ofrenda.