Falsa alarma en Sanchinarro por la aparición de un bote sospechoso de contaminación biológica

Falsa alarma en Sanchinarro por la aparición de un bote sospechoso de contaminación biológica

La Policía Nacional, bomberos municipales y Samur han montado hoy un dispositivo para la descontaminación biológica en el barrio madrileño de Sanchinarro por la presencia de un bote de plástico que había suscitado sospechas. Fuentes de Emergencias Madrid informaron de que después de mediodía se inició el montaje del dispositivo, que incluía la presencia de expertos del Tedax, que han sido los encargados de analizar el interior del bidón. Tras un primer analisis en "in situ", los expertos han decidido su traslado a instalaciones policiales, aunque los primeros datos apuntan a que no supone un riesgo.

La Policía Nacional ha desmontado hacia las 13,30 horas el dispositivo de descontaminación biológica que había instalado a mediodía en el barrio madrileño de Sanchinarro por la aparición de un bote sospechoso de contaminación biológica.

El objeto, un bote de plástico de pequeño tamaño, estaba en la confluencia de las calles Pi y Margall e Infanta Catalina Micaela y tenía una etiqueta de una empresa con un aviso de que contenía material biológico con riesgo en su manejo.

Dos ciudadanos que pasaban por el lugar han sido los que han visto el bidón y se han encargado de avisar a la Policía, según las fuentes.

Las fuentes han apuntado que podría tratarse de una falsa alarma, pero que la prevención ha llevado al montaje de ese dispositivo, con obketo de prevenir la posibilidad de que hubiera algún elemento biológico de riesgo y de que los que entrarán en contacto con el material pudieran someterse después a un tratamiento de descontaminación específico.

Los tedax vestían para ello un traje aislante especial para manipular el bidón.

Además en la zona se encontraban presentes efectivos de la Policía, el Samur y los bomberos municipales.

Los expertos en materia biológico de la Policía se han llevado el bote para un análisis más exhaustivo de su contenido, aunque los primeros datos apuntan a que no supone un riesgo.

El dispositivo ha implicado la presencia de numerosos efectivos y el aislamiento de la zona, que ahora va a recuperar la normalidad.