Fallece un niño de 6 años en una granja escuela de Villanueva de Perales

El niño de 6 años que anoche falleció tras sufrir un shock anafiláctico como consecuencia de una reacción alérgica mientras estaba en una granja escuela de Villanueva de Perales era intolerante a la lactosa, los profesores estaban al corriente de la circunstancia, y un yogur de soja pudo ser el causante de la alergia.

Fuentes de la investigación han señalado a Europa Press que el menor era intolerante a la lactosa y que presentaba problemas respiratorios. En concreto, era asmático y los profesores que le acompañaban en la actividad, del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, en la capital, estaban al corriente.

De hecho, según la inscripción que tuvo que hacer el menor para ir a la granja, a la que tuvo acceso la Policía Nacional en el hospital de Móstoles, donde falleció, con la letra de la madre se puede leer "claramente" que el pequeño estaba con un tratamiento médico por asma, que tenía una alergia alimentaria, en concreto a las proteínas de la leche y que era "muy alérgico".

Según los profesores, el menor presentaba problemas respiratorios 48 horas antes de la incidencia y fue tratado con ventolín. En la cena de anoche, le proporcionaron un yogur de soja, supuestamente compatible con los alérgicos a la lactosa, y tras ingerirlo su estado empeoró, llegando incluso a tener los labios azules.

En el traslado al centro hospitalario, el niño dejó de respirar, a la altura del kilómetro 6 de la M-523, sentido Sevilla La Nueva, por lo que llamaron al 112, que trasladó hasta el lugar a los efectivos del SUMMA, que durante una hora estuvieron haciendo tareas de reanimación cardiopulmonar.

La madre se personó en el lugar en estado de ansiedad. En ambulancia, fueron trasladados al hospital donde pasados unos minutos, los facultativos informaron del fallecimiento del pequeño. El cuerpo ha sido trasladado al Anatómico Forense donde se le realizará presumiblemente durante el día de hoy la autopsia.

Por otro lado, la Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido. De hecho, ya se han enviado a laboratorio pruebas de distintos alimentos, entre ellos, el yogur, para determinar qué producto fue el que le provocó la alergia -es posible que este último tuviera trazas de lactosa-.

De momento, durante el día de hoy van a comenzar a tomar declaración a los trabajadores de la granja escuela El Acebo, situada en el Paseo de Enrique Tierno Galván, de Villanueva de Perales, que por orden judicial, han explicado que no pueden hacer declaraciones sobre lo ocurrido.

EL GOBIENO REGIONAL LAMENTA LA MUERTE DEL NIÑO

El Gobierno madrileño ha lamentado la muerte, anoche, de un niño de seis años en una granja escuela de Villanueva de Perales, y ha pedido que se respete el trabajo de la Guardia Civil, que será quien determine cómo accedió el menor a un producto lácteo al que era alérgico, y si hubo o no negligencia.

Así lo ha manifestado el portavoz del Gobierno regional y consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, preguntado por la muerte de un niño de 6 años que sufrió una reacción alérgica presuntamente tras comer un yogur. La Guardia Civil escuchará los testimonios tanto de los cuidadores como de cualquier persona que pueda aportar datos sobre lo ocurrido anoche en el campamento.

Salvador Victoria ha lamentado el "trágico suceso" y ha expresado su pesar por que "no se pudo hacer nada" por salvar al menor, que era alérgico a la proteína de la leche. Pero ahora, ha continuado, el caso está en manos de la Guardia Civil y de la Justicia, que deberán determinar "si se produjo algún tipo de negligencia", si el niño "tuvo acceso fortuito o no a los productos lácteos".

Victoria ha pedido que se respete el trabajo que la Guardia Civil, que junto con los forenses determinará las causas de la muerte.