Esperenza Aguirre inaugura el nuevo tramo de la carretera M-407 entre Fuenlabrada y Leganés

Esperenza Aguirre inaugura el nuevo tramo de la carretera M-407 entre Fuenlabrada y Leganés

Los alcaldes socialistas de Fuenlabrada y Leganés, Manuel Robles y Rafael Gómez-Montoya, han trasladado sus reivindicaciones en la inauguración de la M-407 a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que se ha comprometido a atender sus demandas cuando tenga "un poquito más de dinero".

La presidenta madrileña se ha trasladado hoy a Leganés, donde ha inaugurado el nuevo tramo de la carretera M-407 entre Fuenlabrada y Leganés, donde el gobierno regional ha eliminado tres rotondas con la construcción de tres enlaces a distinto nivel.

Se trata de una zona transitada por 50.000 vehículos diarios, en la que el Gobierno regional ha invertido, con estas actuaciones, 19,1 millones de euros.

A propósito de su visita, el alcalde de Leganés, Rafael Gómez-Montoya, ha solicitado a la presidenta madrileña que amplíe "urgentemente" el puente de distribución del barrio de Valdepelayo, que conecta la M-407 con Leganés, debido a los importantes atascos que se forman.

La misma petición ha formulado el regidor de Fuenlabrada, Manuel Robles, que ha entregado una carpeta a la presidenta madrileña donde además de ésta, ha incluido las cartas que ha remitido a la Comunidad de Madrid para pedir el desbloqueo del desarrollo urbanístico de vivienda pública La Pollina y la agilización de la construcción de un nueve puente sobre la M-506.

"Te lo digo sin ningún tipo de acritud, pero mi obligación es reivindicar las necesidades de mi ciudad y me consta que lo que he acordado contigo, lo que me gustaría es que los consejeros te hicieran caso", ha señalado Robles.

Por su parte, Aguirre se ha comprometido públicamente a construir un puente o ampliar el de Valdepelayo cuando la comunidad tenga un "poquito más de dinero".

También ha recordado que hoy mismo el Consejo de Gobierno ha decidido sacar a concurso la eliminación de la rotonda que hay antes del puente, entre la M-407 y M-406, como respuesta a la petición de los vecinos.

La presidenta de la Comunidad ha manifestado que no le gustan las rotondas, de ahí la eliminación de las tres que había en la M-407, siguiendo el ejemplo de Estados Unidos, "donde no hay", ha puntualizado.

Esta actuación, así como la sustitución de 4,3 kilómetros de asfaltado ha permitido ampliar el límite de la velocidad en la carretera a 100 kilómetros por hora, ha destacado Aguirre, que se ha erigido como defensora de los automovilistas.

"No comparto ese odio al automovilista que se está extendiendo, no considero que los automovilistas sean gente de segunda, también tienen derecho a que las administraciones públicas nos ocupemos de ellos", ha puntualizado Aguirre