La Escuela Víctor Ullate hace efectivo el cierre de sus sedes en Alcorcón

Escuela de danza Víctor Ullate
Escuela de danza Víctor Ullate

La Fundación Víctor Ullate ha hecho efectivo el cierre de las dos escuelas de danza que mantenía en Alcorcón -situadas en centros culturales dependientes del ayuntamiento- tras once años de actividad, lo que supone que 600 alumnos y 30 trabajadores se queden en la calle a mitad de curso.

La Fundación Víctor Ullate anunció el 18 de diciembre pasado el cese de sus actividades en Alcorcón, donde tenían dos escuelas, después de que el Ayuntamiento desvelara en octubre que la compañía llevaba seis años en "una situación irregular" y sin asumir "el pago de los suministros" de los centros municipales cedidos.

Ullate no mantendrá las clases hasta fin de curso

Pese a que el consistorio ha pedido en reiteradas ocasiones a la compañía que reconsidere "su decisión unilateral de abandonar" el municipio, desde la Escuela rechazaron finalmente la prórroga planteada por el ayuntamiento para que las clases se mantuvieran hasta final de curso y que el alumnado "no se vea perjudicado".

"La sorpresa fue mayúscula cuando el nuevo Ejecutivo descubrió que, la mentada academia privada, llevaba operando desde 2013 sin ningún tipo de contrato o autorización del ayuntamiento que normalizara y clarificara los términos del uso de las dependencias municipales", aseguran desde el ayuntamiento.

Desde el nuevo Gobierno local, formado por PSOE y Unidas Podemos, desconocen las razones por las que el anterior Ejecutivo, liderado por David Pérez (PP), "no regularizó esta situación", algo que consideran "una irregularidad grave, de la que los principales perjudicados eran las alumnas y los alumnos" de la Escuela.

"No puede pagar algo que nunca le pidió el anterior Gobierno"

Por su parte, la Escuela siempre ha mantenido que "desconocía las condiciones por las cuales se le señala en la actualidad" y que no puede "pagar algo que nunca le pidió el anterior Gobierno", por lo que defienden que "se han visto obligados a no seguir con la actividad en el municipio de Alcorcón".

Desde el Ayuntamiento de Alcorcón se han reunido en varias ocasiones con los alumnos afectados, a los que les ha transmitido que, la única solución, en vista de que Víctor Ullate ha rechazado la prórroga para continuar, es "sacar un nuevo pliego por la vía de urgencia para la contratación de otra escuela de baile".

El problema es que esta solución, como admite el Ayuntamiento, no es "inmediata", por lo que por el momento es "imposible" continuar con las clases hasta que no se adjudique a otra empresa el servicio, lo que tampoco garantiza la continuidad de los profesores de la Escuela, quienes acusan a la Escuela de no comunicarles el despido.

Amenaza de ERE

Según ha señalado el diario ABC, que ha podido hablar con alguno de los profesores, desde la compañía se les "amenazó verbalmente" con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y se les dijo que no volvieran el próximo 7 de enero, tras las vacaciones de Navidad, aunque insisten en que "no se les ha entregado el acta en papel".

"Si no vamos, nos pueden acusar de incumplimiento de contrato. Estamos en una situación rocambolesca y de incertidumbre", añaden los profesores, a pesar de que desde la compañía aseguran que el mismo día 18 de diciembre "se les notificó, de manera escrita, la decisión de comenzar el ERE y el cese de actividades".

El pasado mes de octubre, Víctor Ullate (Zaragoza, 1947) anunció que la compañía privada de danza que creó hace 31 años había llegado a su "fin" a causa de la "inviabilidad económica" del proyecto, aunque aseguró que la escuela y la fundación que llevan su nombre mantendrían sus puertas abiertas.